Ramales consigue el apoyo de Revilla para reclamar a Fomento la señalización del acceso a la cueva de Covalanas

-Tanto el consistorio como la Dirección de Turismo han formulado peticiones desde hace más de dos años “sin respuesta” hasta la fecha

Ramales, 2812/2017. El Ayuntamiento de Ramales de la Victoria lleva dos años reclamando al Ministerio de Fomento dirigido por el cántabro Íñigo de la Serna la señalación en la Autovía del Cantábrico del acceso a las cuevas prehistóricas Covalanas ubicadas en el municipio. Esta cueva fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2010.

Para el alcalde ramaliego César García, esta señalización “ayudaría al desarrollo turístico no solamente del municipio sino de toda la comarca del Asón”. García considera “inexplicable” que el Ministerio de Fomento “deniegue reiteradamente” esta petición que además cuenta con el apoyo tanto del consejero de Cultura Eduación y Deporte Francisco Fernández Mañanes cuyo departamento gestiona dichas cuevas, como de la Dirección General de Turismo y el propio presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El refrendo presidencial a esta iniciativa fue solicitado por José Ramón Obregón, primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo de Ramales en una entrevista con Revilla quien en palabras del edil ramaliego, “no daba crédito a la negativa de Fomento y brindó todo su apoyo para conseguirlo”

El edil ramaliego espera que la intervención del presidente contribuya a agilizar las gestiones necesarias para lograr una señalización que considera necesaria y “acorde a la importancia de una de las cuevas prehistóricas que son referente y orgullo del patrimonio de Cantabria”.

Cueva de Covalanas

La cueva de Covalanas es popularmente conocida como la cueva de las ciervas rojas. Se localiza en la ladera noreste del Monte Pando, encima de la cavidad de El Mirón. Esta última, utilizada como lugar de habitación durante, al menos, los últimos 45.000 años.

Fue descubierta en 1903 por el padre Lorenzo Sierra, en colaboración con Hermilio Alcalde del Río, dos figuras claves de la investigación arqueológica en Cantabria. Su descubrimiento se enmarca dentro de los orígenes de la ciencia prehistórica y más en concreto del arte paleolítico, al ser la segunda cavidad con arte paleolítico descubierta en toda la Cornisa cantábrica tras Altamira (en 1879).