Revilla animó en la conmemoración al 30 aniversario del izado oficial de la bandera regional a reafirmar el presente de la región y apostar por el futuro para superar la crisis

El Presidente afirma que «Cantabria está orgullosa de ser Cantabria» y su identidad es «irreversible»

screenshot1008

 

«Cantabria está orgullosa en estos momentos de ser Cantabria y los cántabros, también». Son palabras del Presidente regional, Miguel Ángel Revilla, durante el acto conmemorativo del trigésimo aniversario del primer izado oficial de la bandera cántabra, organizado por la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC), que reunió el sábado en el patio exterior de la sede gubernamental de Peña Herbosa a varios centenares de personas para rememorar la historia de la Comunidad y exaltar los valores del pueblo cántabro.

Según afirmó el Presidente, la identidad de Cantabria es «irreversible» y hablar hoy en día de una autonomía, un himno y una bandera es «obvio». Sin embargo, recordó que hace tres décadas la situación era muy diferente y se preguntó, incluso, «qué generaciones» habitaron en la región durante siglos que fueron «capaces de perder el carné de identidad, de perder el nombre más glorioso de todo el territorio español, que ya se pronuncia en Roma 300 años antes de Cristo, que da nombre a un mar y que quisieron para sí los vascos, porque era una patente de historia y de lucha de un pueblo aguerrido».

Revilla señaló que aquella circunstancia siempre le produjo un sentimiento de «indignación» y la «necesidad de luchar» por recuperar la identidad perdida, cuya «clave» fue, a su juicio, la creación de ADIC, en 1976. «Fue la espoleta y el origen de una andadura maravillosa», dijo.

Asimismo, recordó que entonces «los vientos no eran favorables» y surgieron numerosas voces discordantes, pero -agregó- «en ADIC éramos gente convencida y luchadora, y la mancha de aceite se extendió por toda la región».

El Jefe del Ejecutivo se enorgulleció de la extensión del sentimiento cantabrista y destacó la importancia de transmitir a las generaciones futuras el sentido de la bandera, el lábaro o cualquier expresión que reafirme la identidad regional.

También hizo alusión en su intervención a la crisis económica. En su opinión, es «fundamental» mantener el orgullo de ser cántabros, reafirmarse en el presente de la Comunidad y apostar por su futuro, porque «Cantabria cuenta» y es una región «orgullosa de su historia, acogedora, no xenófoba y profundamente española». «Ese binomio de cántabro y español es lo que nos tiene que identificar y dar pasaporte para el futuro», añadió.

Finalmente, recordó a algunas de las personas que participaron en la lucha por la autonomía desde ADIC, como Eduardo Obregón o Ignacio Gómez Llata ‘Tatito’, para quienes tuvo palabras de agradecimiento. El Jefe del Ejecutivo concluyó su discurso con un «viva Cantabria y viva España».

Por su parte, el presidente de ADIC, Bernardo Colsa, aseguró que el primer izado oficial de la bandera inició un «apasionante reto» de construcción de la autonomía cántabra, reto que, a su juicio, hoy en día sigue presente. Colsa destacó que el avance producido en estos años es «indiscutible» y agradeció a todas aquellas personas que entonces apostaron por la reivindicación de la identidad de Cantabria y su personalidad histórica y cultural.

Por último, el presidente de ADIC subrayó que la bandera de Cantabria aglutina a todos», independientemente del lugar de procedencia y de la ideología.

El acto

El homenaje a la insignia regional congregó a numerosas autoridades, como los consejeros de Cultura, Francisco Javier López Marcano; Desarrollo Rural, Jesús Oria, y Obras Públicas, José María Mazón, y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, además de varios diputados regionales.

Tras la intervención de Revilla y Colsa, el propio Presidente y el veterano militante de ADIC Luis Crespo izaron la bandera conjuntamente, al son del Himno de la Comunidad Autónoma, interpretado por el Coro Ronda Altamira. A pesar de que el primer izado oficial se realizó el 26 de abril de 1979, día en que se constituyó la Asamblea de Parlamentarios, Luis Crespo fue la primera persona que elevó la enseña cántabra, de forma no oficial, en octubre de 1978, escalando la fachada de la sede de la antigua Diputación Provincial al finalizar una de las manifestaciones que tuvieron lugar en aquella época para reivindicar la autonomía cántabra, de ahí que su presencia haya tenido un alto componente simbólico.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia