Cantabria

Revilla destaca el compromiso con la unidad de España y la “explosión” de identidad regional de los cántabros

El domingo 8 de agosto se celebró el Día de Cantabria en Cabezón de la Sal (Foto: Nacho Romero / Gobierno de Cantabria)

El Presidente asegura en su mensaje con motivo del Día de la Comunidad Autónoma que Cantabria saldrá de la crisis antes que otros territorios

El domingo 8 de agosto se celebró el Día de Cantabria en Cabezón de la Sal  (Foto: Nacho Romero / Gobierno de Cantabria)

El compromiso de los cántabros con la unidad de España y la “explosión” de identidad regional que vive la Comunidad Autónoma y que la convierte en “un pueblo armado ideológicamente” y que “ya no tolera injusticias” han sido dos de los principales hilos argumentales desarrollados por el Presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, en su mensaje institucional con motivo del Día de Cantabria, celebrado ayer domingo en Cabezón de la Sal.

“La decisión del futuro de España la toman todos los españoles, no sólo un territorio”, ha asegurado el Presidente después de reivindicar el binomio “Cantabria-España” que identifica a la región y que permite a los cántabros sentirse

Frente a lo que ocurre en otros territorios, ha agregado, “nosotros nos sentimos tan orgullosos de ser cántabros como de ser españoles”, porque “tenemos clara la identidad y no necesitamos perder el tiempo en cosas superfluas; cuando está cayendo una gran crisis, no nos planteamos cuestiones identitarias, no planteamos cuestiones de Estatut ni cosas parecidas, vamos a la solución real de los problemas”.

Por ello y ante las dudas que en ocasiones se generan al respecto, ha recordado que la decisión sobre el futuro de España la toma “España entera” y no sólo un territorio. “Lo que ocurre en Cataluña, en Euskadi y en Cantabria, lo deciden todos los españoles. Ésa es la ley que hay que respetar. Ésa es la democracia. No engañemos al personal”, ha subrayado.

Revilla ha ensalzado además la fortaleza del sentimiento regional que existe en la Comunidad Autónoma y que la globalización “ha reforzado”, confirmando a la región como “uno de los pueblos más afianzados en su identidad, por encima incluso de comunidades regionalistas”, aún a pesar de que -ha recordado- “hace poco más de 30 años ni siquiera nos llamábamos Cantabria”.

“Hoy todos los ciudadanos se sienten orgullosos de haber recuperado el nombre y el autogobierno”, ha continuado el Presidente, quien también ha subrayado el cambio vivido por la región en las últimas tres décadas, en las que ha pasado de estar en el 70 por ciento de la renta media europea a alcanzar el 104,5% actual y ha dejado de ser un 10% más pobre que la media española para ser un 2,5% más rica.

Aunque ha considerado “importante” esa evolución económica, Revilla considera que lo es “tanto o más” el afianzamiento de la identidad cántabra, gracias a la cual los cántabros “no toleran injusticias” y “saben defender sus derechos” junto a su Gobierno, que reivindica “lo que es justo”

El fin de la crisis

La crisis económica ha sido también objeto de análisis en el discurso del Presidente, quien ha recalcado que el Ejecutivo cántabro supo aprovechar las etapas económicas favorables para adelantarse al cambio de sistema productivo necesario para superar el actual momento de adversidad.

Gracias a ello, ha asegurado que Cantabria saldrá de la crisis “primero” que otros territorios. “De ésta salimos y salimos pronto. Y vamos a salir primero”, ha subrayado, reivindicando que lo mejor “está por llegar”, frente a los “agoreros” que predican lo contrario.

Para conseguirlo, ha instado a recuperar la cultura del trabajo, porque “sin trabajo no se consigue nada”. “A lo mejor seremos un poco más pobres y tendremos que subir desde escalones más bajos, pero el futuro está en nuestras manos”, ha añadido.

Hitos de futuro

El Presidente se ha detenido además en algunos “hitos” que a su juicio van a condicionar el futuro de Cantabria, entre los que ha destacado la apuesta por un cambio de modelo energético basado en las energías renovables, con el fin de situar a la región, en el horizonte de 2013-2015, “a la vanguardia de España” y con capacidad para producir no sólo energía suficiente para su consumo, sino también para exportar.

En este sentido, ha explicado el potencial de las energías renovables para propiciar la creación de una nueva industria basada en el conocimiento y la investigación, con potencial para crear alrededor de 5.000 empleos.

El fin de la “pesadilla” que la carencia de infraestructuras de comunicación ha supuesto para la Comunidad y lastrado su desarrollo ha sido otro de los ejes de futuro apuntados por Revilla, que ha destacado que “en muy pocas horas” firmará con el ministro de Fomento el compromiso del Gobierno de España para garantizar la llegada del Tren de Alta Velocidad a Santander en 2015, viniendo “por donde tenía que venir”, en alusión al trazado a través de Palencia y Reinosa.

En este sentido, también ha señalado que el AVE de Cantabria será mixto, para propiciar el tránsito tanto de pasajeros como de mercancías, con el fin de potenciar el desarrollo del Puerto de Santander.

Por otro lado, también ha incluido entre los activos de futuro para la región la Universidad, el Parque Científico y Tecnológico, los institutos de Hidráulica Ambiental y Biomedicina, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, la Fundación Comillas y Colegios del Mundo Unido, todos ellos en marcha, con el objetivo de hacer de Cantabria un referente de “excelencia y calidad”.

Asimismo, ha hecho hincapié en proyectos promovidos por la iniciativa privada, entre ellos el Centro de Proceso de Datos y el Centro de Arte y Cultura promovidos por el Banco Santander y la Fundación Marcelino Botín, que demuestran la confianza que las empresas privadas también tienen depositada en el futuro de Cantabria.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria