Revilla entrega a Mazcuerras el premio ‘Pueblo de Cantabria 2008′

 

El Presidente asegura que es un galardón “sobradamente merecido” por su geografía, arquitectura, gastronomía y sobre todo por sus gentes

Mazcuerras luce ya el cartel de ‘Pueblo de Cantabria 2008′. El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha entregado esta mañana al alcalde del municipio, Celestino Fernández, este premio promovido por el Gobierno regional y dotado con una compensación económica de 150.000 euros.

Revilla ha destacado en su intervención que, aunque “toda Cantabria es un pueblo del año”, Mazcuerras se merece “sobradamente” esta galardón porque en él se combinan una privilegiada geografía, una arquitectura cántabra “con encanto”, una gastronomía “excelente” y sobre todo unas gentes “amables y acogedoras”. “Si hay algún sitio emblemático de Cantabria, ése es Mazcuerras”, ha afirmado.

Tras felicitar a la Consejería de Obras Públicas por la organización del premio, que alcanza ya su cuarta edición, el Presidente ha señalado que es una “propaganda única” para Mazcuerras y un activo más para ser visitada. Asimismo, ha reconocido el amor de los vecinos por su pueblo y les ha instado a conservar ese patrimonio y a no permitir “tropelías”.

“Cada día van a valer más lugares como Mazcuerras. Los Benidores y los Torremolinos están bien para la gente que se quiera tostar al sol, pero cada vez se valora más que haya sitios como éste”, ha subrayado.

Por otro lado, el Jefe del Ejecutivo ha animado a los municipios y localidades de la Comunidad a participar en esta “sana competición” que supone un “estímulo” para mejorar la imagen de los pueblos. Finalmente, ha deseado a los vecinos que disfruten de este reconocimiento que, a su vez, es un “orgullo para los amantes de Cantabria”.

El acto se ha desarrollado en la Plaza de La Castañera y en él han participado también la Vicepresidenta, Dolores Gorostiaga; el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón; el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio, y varios alcaldes regionales.

Gorostiaga, al igual que Revilla, ha dado la enhorabuena a Mazcuerras y ha valorado la importancia de esta iniciativa, que permite mejorar la calidad de vida de los habitantes de los pueblos y que éstos se sientan orgullosos de los lugares donde viven. Según ha apuntado, el municipio vencedor es un “ejemplo de historia, cultura, tradición y arquitectura”, gracias a la voluntad expresa de sus vecinos de conservar su patrimonio y adaptarse a los nuevos tiempos.

Además, la Vicepresidenta ha reiterado la colaboración del Gobierno con los pueblos de Cantabria para seguir mejorando su aspecto y que sean un referente de los pueblos españoles.

Por último, Celestino Fernández ha agradecido el esfuerzo del Ejecutivo por convocar este premio y ha animado al resto de municipios a presentar sus proyectos en futuras convocatorias.

En el transcurso de la ceremonia de entrega se ha proyectado un vídeo representativo de la evolución de Mazcuerras y, al término de la misma, las autoridades han descubierto una placa conmemorativa del reconocimiento.

Méritos

El jurado del premio, presidido por el consejero de Obras Públicas, ha valorado el conjunto de actuaciones realizadas en Mazcuerras en los últimos años, especialmente la puesta en valor de su patrimonio urbano, arquitectónico, étnico y natural, en ocasiones escondido en sus casas y casonas, y la recuperación de sus espacios públicos. “Un proyecto muy completo que presenta a Mazcuerras como un pueblo sereno, habitable y apacible”, ha precisado Mazón en el momento de dar lectura al acta.

Mazcuerras obtuvo la mejor valoración del jurado entre las candidaturas presentadas por doce localidades, superando en votos a Villacarriedo, Cervatos (Campoo de Enmedio), Ruente, El Astillero, Helgueras (Val de San Vicente), La Revilla (Soba), Duña y Bustablado (Cabezón de la Sal), y a las Juntas Vecinales de Naveda, Udalla y Pujayo.

El premio ‘Pueblo de Cantabria’ cumple su cuarta edición y mantiene intacto el objetivo de reconocer y apoyar la recuperación, mejora y mantenimiento de los pueblos de la región en el marco de la defensa de los valores tradicionales, del entorno natural y ecológico, del patrimonio histórico y de la calidad de vida de los ciudadanos.

Los ganadores en las ediciones de 2005, 2006 y 2007 fueron Novales (Alfoz de Lloredo), Caviedes (Valdáliga) y Puente Viesgo, respectivamente.