Cantabria

Gorostiaga y Martín anillan los primeros árboles del bosque ‘Cantabria Futura’

 

Se trata de la campaña de sostenibilidad ‘Un árbol bajo el brazo’, que plantará tantos árboles como nacimientos de cántabros en 2009

 

La Vicepresidenta de Cantabria, Dolores Gorostiaga, y el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, han presentado esta tarde el nuevo bosque ‘Cantabria Futura’, situado sobre una superficie de 10 hectáreas en los terrenos cedidos por Solvay a la Consejería de Medio Ambiente, frente a la fábrica, en la localidad de Viveda, Santillana del Mar.

Acompañados por dos familias cántabras, en representación del conjunto de niños y niñas que apadrinarán un ejemplar de arbolado en el nuevo bosque, en el que ya están plantados 2.000 ejemplares, han etiquetado de forma individualizada los árboles autóctonos, en los que figura el nombre y fecha de nacimiento de su padrino o madrina, la identificación de la especie y la localización exacta del ejemplar.

Concretamente, Adriana Gómez Sañudo, nacida en Cantabria el 20 de abril de 2009, ha amadrinado un abedul y Jimena Díaz Fernández, niña de origen chino de unos tres años adoptada este año, ha amadrinado un aliso. Sus familias han recibido los certificados de participación y anillado del árbol, así como la canastilla sostenible.

Además, la Vicepresidenta y el consejero han hecho entrega de las primeras canastillas sostenibles distribuidas en el marco del proyecto, que contienen productos regionales y locales del comercio justo, que fomentan la sostenibilidad y están fabricados con materiales biodegradables.

Al acto también han asistido representantes de las entidades que colaboran con esta iniciativa: José Luis Zárate, director de Solvay; Ernesto Quintana, director de Industrial Farmacéutica, y el director de Marketing del Grupo Dromedario, Alberto Vidal. Además, han estado presentes los alcaldes de Santillana del Mar, Isidoro Rábago, y de Suances, Andrés Ruiz Moya, así como concejales de ambas corporaciones y vecinos y vecinas de la zona.

‘Un árbol bajo el brazo’

Esta iniciativa conjunta de la Vicepresidencia del Gobierno y de la Consejería de Medio Ambiente, está integrada en el proyecto de promoción de la sostenibilidad ‘Un árbol bajo el brazo’, que tendrá como resultado la plantación de unos 5.500 árboles, tantos como nacimientos prevé el Instituto Nacional de Estadística en Cantabria.

Cada árbol está localizado mediante coordenadas U.T.M, por lo que cada familia podrá visitar la ubicación exacta y seguir la evolución de su árbol que, de esta forma, queda vinculado a su hijo o hija desde el mismo momento de nacer. Para facilitar este seguimiento, el bosque ‘Cantabria Futura’ está organizado por meses, asignándose el arbolado a cada participante en función de su fecha de nacimiento o adopción.

Canastilla sostenible

‘Un árbol bajo el brazo’ se completa con la entrega a cada familia de una canastilla gratuita que fomenta un modelo de consumo responsable y sostenible, promoviendo los productos de origen local-regional, el uso de materiales biodegradables y el comercio justo. El pack está compuesto por pañales biodegradables de material no transgénico, una capa de baño algodón 100% y un babero, una bolsa canastilla realizada en tejido reciclable y una ecobandolera plegable reutilizable.

Junto con los productos anteriormente mencionados, se adjuntan cremas nutritivas para el cuidado de la madre, producidas por la empresa cántabra Industrial Farmacéutica, elaboradas a partir de componentes respetuosos con el entorno.

Además, la canastilla incluye un paquete de café sostenible certificado, cuya comercialización por el grupo cántabro Dromedario contribuye a generar oportunidades de desarrollo en comunidades locales de Nicaragua, respaldando a jóvenes en riesgo de exclusión.

Este proyecto cuenta con la colaboración, asimismo, de asociaciones que se dedican a fomentar y facilitar las adopciones, especialmente las de carácter internacional, como ANDENI, AFAMUNDI, ADECOP e INTERADOP.

Zona de ocio

El nuevo bosque ‘Cantabria Futura’ forma parte del proyecto de la Consejería de Medio Ambiente para la recuperación medioambiental del Arco Verde del Besaya. Esta iniciativa incluye diversas actuaciones de restauración de espacios y adecuación al uso público de la cuenca baja del Saja-Besaya.

Esta vocación de espacio público se refleja en el libre acceso y visitabilidad de la finca cedida por Solvay, cuyas áreas no plantadas se habilitarán como zonas de ocio, con un fin específico que se decidirá a partir de un proceso de participación en curso, en el que toman parte los entes locales y colectivos ciudadanos de la zona.

La plantación de los 5.500 árboles autóctonos del nuevo bosque – con especies como abedules, fresnos, alisos, sauces o acebos – se realiza en dos fases: la primera de ellas tuvo lugar entre marzo y mayo, con 2.000 ejemplares, mientras que la segunda se acometerá entre octubre y diciembre. Estos trabajos de reforestación están siendo ejecutados a partir de planta producida bajo criterios ecológicos en vivero forestal.

Campaña de divulgación

En próximas fechas se comenzará una campaña de divulgación del proyecto a escala regional, consistente en la instalación de expositores con dípticos informativos en la red de centros de salud y las farmacias, gracias a la colaboración de la Consejería de Sanidad y el Colegio de Farmacéuticos de Cantabria, además de en los ayuntamientos que se sumen a la iniciativa.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria