Sánchez Gil reclama la intervención de las más altas instituciones en el conflicto de Bridgestone

screenshot474.jpg

El secretario general comarcal del sindicato USO Saja-Besaya, Justino Sánchez Gil, en declaraciones a EsTorrelavega.com, ha reclamado la intervención de las más altas instituciones, “especialmente a nivel nacional el Ministerio de Industria del Gobierno de España”, afirma, en la búsqueda de soluciones al conflicto generado en la fábrica Bridgestone.

La empresa matriz de Bridgestone anunció para la planta situada en Puente San Miguel el cierre de la línea de fabricación de neumáticos ligeros, que podría afectar a cientos de trabajadores de la comarca. Además, Sánchez Gil ha pedido que las instituciones nacionales y regionales intervengan incluso en Bruselas, sede de la Unión Europea, para buscar soluciones a este conflicto.

Impacto económico directo, indirecto e inducido

Sánchez Gil ha explicado, por comparación a un estudio realizado sobre la empresa Sniace por la Universidad de Cantabria en 2006, el impacto que podría tener en la comarca la ejecución final de este cierre en Bridgestone, en base a la pérdida de empleos directos, indirectos e inducidos.

Así, dicho estudio, que analizó el impacto económico del grupo Sniace con cada puesto de trabajo directo perdido, concluía que cada trabajo eliminado en Sniace supondría, aproximadamente, la pérdida de otros 2,5 puestos de trabajo, bien sea de modo indirecto afectando a las contratas y proveedores que trabajan con la fábrica, o bien de modo inducido, afectando al comercio de la zona.

“Si un puesto de trabajo perdido en Sniace genera la pérdida de otros 2,5 empleos en la comarca, trasladando estos datos a los empleos en Bridgestone, donde los sueldos son más altos y los trabajadores cobran 17 pagas, el impacto final puede ser mucho más importante”, asegura.