Santander propone destinar 1,4 millones de remanente a la mejora de locales y pisos sociales, un centro cívico y dos áreas de juego

  • La Comisión de Economía y Hacienda ha dado hoy el visto bueno a la creación o ampliación de las correspondientes partidas presupuestarias

  • Se propone dotar una partida con 800.000 euros para la remodelación del centro cívico Meteorológico

  • También se prevé destinar 350.000 euros a la rehabilitación de 7 locales y viviendas para fines sociales y 300.000 euros a la renovación del pavimento de las áreas de juego de Las Llamas y La Magdalena

28, mayo, 18.

El equipo de gobierno municipal propondrá al pleno de la Corporación destinar 1,4 millones de euros del remanente de 2017 a la rehabilitación de varios locales y viviendas sociales, a la remodelación del centro cívico Meteorológico y a la renovación del pavimento de dos áreas de juego.

La Comisión de Economía, Empleo, Desarrollo Empresarial y Transparencia ha dado hoy el visto bueno a la creación o ampliación de las correspondientes partidas presupuestarias para la ejecución de estos proyectos, acuerdos que deberán ser ratificados por el pleno en la sesión de este próximo jueves.

Según ha explicado la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, de las nuevas inversiones previstas 350.000 euros son para ampliar la partida destinada a la rehabilitación y mejora de la red de locales y viviendas que el Ayuntamiento dedica a fines sociales.

En concreto, con esta dotación se pretende afrontar siete nuevas actuaciones: tres en viviendas y cuatro en locales, situados en las calles San Celedonio, Isaac Peral y Universidad.

La concejala ha recordado que el Ayuntamiento cuenta con una amplia red de pisos y locales municipales que cumplen un importante objetivo social, bien para ponerlos a disposición de vecinos que se encuentran en situación de vulnerabilidad, o bien para cederlos a asociaciones y colectivos sociales.

En los últimos años se han realizado numerosas mejoras en estos espacios y con esta ampliación de recursos se continúa con esa labor.

Junto a esta inversión, el equipo de gobierno municipal propone destinar otros 800.000 euros del remanente a dotar una partida económica para la remodelación del centro cívico Meteorológico.

El proyecto contempla todas las intervenciones necesarias para mejorar sus condiciones de seguridad, accesibilidad y funcionalidad, con actuaciones tanto en las instalaciones interiores como en la cubierta y fachadas del edificio.

Los trabajos incluirán la renovación de todas las instalaciones (electricidad, informática, telecomunicaciones, fontanería, calefacción…) y acciones encaminadas a la mejora del confort, la eficiencia energética y la accesibilidad.

Asimismo, se renovarán las carpinterías interiores y exteriores, se harán transitables las dos cubiertas del edificio y se actuará también en el jardín exterior, donde se reconfigurarán los parterres, se plantarán arbustos y vegetación y se colocarán bancos.

Por último, la tercera actuación propuesta es un proyecto para la renovación del pavimento de las áreas infantiles de juego del parque de Las Llamas y del recinto de La Magdalena.

En este caso, la inversión prevista es de 300.000 euros para la sustitución de un total de 2.060 metros cuadrados de suelo de seguridad en la campa de La Magdalena y otros 1.475 metros en el parque de Las Llamas.

En ambos casos, los trabajos comenzarán con el desmontaje de los juegos existentes para poder retirar el pavimento actual y colocar el nuevo pavimento de caucho y, por último, se volverán a colocar los elementos de juego.

Informes de cumplimiento de la reducción de deuda

Al margen de estos asuntos, también se dará cuenta en el pleno de este mes de mayo de los informes de la Intervención municipal sobre el cumplimiento del plan de reducción de deuda aprobado a finales de 2014.

De acuerdo con dichos informes, que se remitirán a continuación al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, el Ayuntamiento de Santander cerró los tres últimos ejercicios por debajo del nivel de endeudamiento máximo permitido.

Así, a finales de 2015 la deuda municipal se situó en un 62,10 %, en 2016 bajó al 57,85 % y al cierre de 2017 representaba el 48,65 %, en todos los casos, por debajo del límite legal del 75 %, cumpliendo así con el plan de reducción de deuda previsto.