Santander y “La Caixa” pondrán en marcha la II edición del programa “Manitas”

  • Se trata de un proyecto que promueve el mantenimiento y la mejora de viviendas de personas incluidas en procesos de intervención social (Servicios Sociales de Atención Primaria), mediante la contratación de jóvenes en desempleo con escasa cualificación, a los que se forma previamente

  • El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y el director del Área de Negocio de “la Caixa” en Santander, Ángel Pisano, inciden en que, al igual que en su primera edición, el programa formativo-práctico permitirá a los jóvenes dotarse de las habilidades necesarias para incorporarse al mercado laboral y a los colectivos anteriormente mencionados mejorar las condiciones de habitabilidad de su hogar

cantabria_diario_fotografias312107, diciembre, 14.– El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, en su calidad de presidente de la Fundación para la promoción de centros y actividades de Santander, y el director del Área de Negocio de “la Caixa” en Santander, Ángel Pisano, en representación de la Obra Social “la Caixa”, han firmado nuevo convenio de colaboración para la puesta en marcha de la segunda edición del Programa “Manitas”.

Se trata de un proyecto que promueve el mantenimiento y la mejora de viviendas de personas incluidas en procesos de intervención social -Servicios Sociales de Atención Primaria-, mediante la contratación de jóvenes en desempleo con escasa cualificación, a los que se forma previamente.

Según explicaron De la Serna y Pisano existen familias que ocupan viviendas en deficiente estado de conservación lo que interfiere notablemente en su proceso de inclusión social.

En la misma línea se refirieron a las personas atendidas por los Servicios Sociales municipales, generalmente integradas en el colectivo de mayores en riesgo de exclusión social, debido a sus escasos o inexistentes apoyos por falta de red social y/o familiar, que viven en domicilios con importantes desperfectos que no pueden reparar porque carecen de medios económicos o de habilidades personales para hacerse cargo de ellas.

Asimismo, el regidor municipal y el directivo de “la Caixa” en Santander hicieron hincapié en la constatación de una creciente demanda de pequeñas obras de mantenimiento de las personas particulares, a través de empresas de multi-oficios, así como de la existencia de un importante número de jóvenes con escasa y/u obsoleta formación con dificultades añadidas para su inserción en el mercado de trabajo.

Por todo ello, añadieron, el Programa “Manitas” tendrá como finalidad dar respuesta a las necesidades planteadas, resolviendo a bajo coste pequeños desperfectos y averías del hogar, posibilitando además dos vías de formación y empleo: una mediante contratación directa y otra de impulso al autoempleo.

“Al igual que en su primera edición, este proyecto formativo-práctico permitirá a los jóvenes dotarse de las habilidades necesaria para incorporarse al mercado laboral y a los colectivos anteriormente mencionados mejorar las condiciones de habitabilidad de su hogar”, resumieron.

Objetivos y destinatarios

El alcalde de Santander y el director del Área de Negocio de “la Caixa” en la ciudad incidieron en que la II edición del Programa “Manitas” tendrá el doble objetivo de posibilitar la formación en multi-oficios a personas carente de ella y reciclar a jóvenes ex trabajadores de la construcción en esta materia y mejorar al mismo tiempo las condiciones de vivienda de personas usuarias de los Servicios Sociales municipales para que puedan continuar residiendo en su domicilio habitual.

En cuando a los perfiles de los destinatarios precisaron que se trata tanto de jóvenes con necesidades de formación y reciclaje, que serán los encargados de la ejecución práctica de las actuaciones y personas con especiales necesidades de mejora, conservación y mantenimiento de las viviendas que ocupan, seleccionados previamente, en ambos casos, desde los Servicios Sociales municipales.

En cuando a la metodología del proyecto, habrá una formación previa en competencias personales y habilidades sociales, para dar paso a la formación específica en diversos oficios, de forma que los alumnos se dividirán en grupos según las categorías formativas -pintura-albañilería, fontanería, electricidad y carpintería- y aprenderá la categoría formativa en varias viviendas denominadas viviendas-aula, en las que se desarrollará la formación teórico-práctica.

“La práctica se desarrollará en viviendas que sean susceptibles de trabajos de rehabilitación y obtener con ello las mejores esperadas”, concretaron, al tiempo que añadieron que la colaboración de los inquilinos o propietarios consistirá en la colaboración en acciones de limpieza y desescombro cuando se precise, siempre en la medida de sus posibilidades, además de la posibilidad de copago en lo relativo a la adquisición de los materiales, en función de los ingresos de cada unidad familiar.