Sebrango asegura que Diego ‘ha bailado con corruptos que tienen grandes negocios en la región’

La formación extraparlamentaria La Unión (LU) ha opinado este viernes en relación con las “distintas versiones” dadas por el Presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego (PP), en concreto sobre el regalo recibido de la empresa Aquagest, implicada en una trama de “hipercorrupción”.

Rafael Sebrango, presidente de La Unión, afirma que las versiones de Diego “no se sostienen”, y recuerda que desde el pasado mes de junio, en que se supo por primera vez de la existencia de este hecho, a través de la prensa asturiana, donde se sigue la investigación penal, “son ya tres las versiones oficiales”.

“El Presidente de Cantabria, fue invitado por el máximo representante de una trama corrupta de la más alta gravedad, relacionada con los concursos públicos municipales de la gestión del suministro de agua, que afecta a Galicia, Asturias, y Cantabria, y se dejó invitar a algo que excede los parámetros de la simple cortesía”, afirmó Rafael Sebrango.

“Que Ignacio Diego quiso pagar la estancia en un Balneario de lujo, para dos personas, durante tres días, y no le dejaron pagar, no se lo puede creer nadie”, y además, “los detalles documentales del pago”, afirmó “constatan que esa versión es falsa”.

Según la documentación en poder del Juzgado de Instrucción de Avilés, que ha pedido información al Parlamento sobre el propio Ignacio Diego y su Consejero de Obras Públicas, la factura la pagó Aquagest “varios días después de salir Diego del Balneario”, y en concreto mediante una transferencia bancaria de la entidad Bankinter.

Por ello, “si el Presidente hubiera querido, habría pagado la factura de su bolsillo, porque cuando salió del balneario de lujo, la factura no había sido pagada aún”.

En una primer versión, dada en junio de este año, se afirmó que “Aquagest no había pagado ninguna factura a favor de Ignacio Diego”. En una segunda versión, “se reconoce que sí que pagó Aquagest la factura”.

Y ahora, a través de un comunicado oficial del Presidente del Gobierno, se afirma que “el Presidente se paga todos sus viajes privados”.

Las tres versiones, apuntó Sebrango, “son contradictorias entre sí”, por lo que tienen todos los visos de ser “falsas”, y su único fin es “eludir la verdad”, intentar negar que “el Presidente fue invitado, y se dejó invitar, por una trama corrupta con intereses en Cantabria”.

Otra cuestión que tiene que ser aclarada es “por qué si su acompañante era su mujer, el Juzgado pide también información sobre el Consejero de Obras Públicas”.

“El Presidente ha bailado con corruptos que tienen grandes negocios en la región”, como son los “contratos de suministro de agua y saneamiento de poblaciones como El Astillero, Camargo, Santoña, o Val de San Vicente”.

En La Unión (LU) esperan “una versión definitiva de los hechos”, y que el Presidente “elija entre las tres dadas hasta ahora, o nos de la cuarta versión”.

Las tres versiones dadas hasta ahora, “empujan a pensar que el Presidente se mezcló con una de las mayores tramas corruptas de España, la destapada por la operación Pokemon”, finalizaron.