Señor Diego: expropie Sniace

Por José María Gruber

Extrema preocupación por el futuro laboral de la comarca del Besaya
Sniace / Archivo

Sí, no se quede a medias tintas. No se contente con pedir “lo que parece razonable”: que la dirección de Sniace desvele sus planes, que descubra a los posibles inversores y, por supuesto, que se autoflagele, declarándose única responsable de la situación de la empresa. No fuerce sólo la dimisión del actual Consejo de Administración, del que forma parte un compañero de su partido. No se conforme con quitar de en medio a Blas Mezquita. Se lo dice una de las personas más críticas con la gestión de este señor. No. Expropie. Hágase con la propiedad de la empresa y déjela en manos de sus trabajadores. Al fin y al cabo son los que han demostrado, en toda la historia de Sniace, que son capaces, con su trabajo, de mantener viva la empresa. Y, por supuesto, no caiga en la tentación de brindársela a cualquier amiguete para que haga el negocio del siglo.

En todo esto, algunos le apoyaríamos fervorosamente. No creo, sin embargo, que le pidan tanto los dirigentes de USO. Al menos, no les hemos oído hablar nunca en ese sentido.

Pero no. No es eso lo que le pide su corazón, no se lo permite su forma de pensar. Tampoco las leyes que su partido promulga y Ud. fervientemente defiende.

Pero, además, no es este el momento de perdirle todo eso. Ud. lo sabe y sus asesores también.

Sniace está en concurso de acreedores. Y todo eso, que a Ud. le parece razonable pedir, se lo van a exigir los administradores concursales, los acreedores, el Juez de lo Mercantil que ve el concurso y los posibles inversores. Incluido el acuerdo con los trabajadores. Y se lo van a exigir sin miramientos, con mucho más detalle de lo que USO y sus asesores lo harían. La pela es la pela. Y no están los tiempos para alegrías derrochadoras. Es más, en tiempos normales, el representante de USO en el Comité nunca ha pedido garantías especiales para firmar todo lo que le han puesto delante. ¿Considera que es este el momento para ponerse exquisito? Otros tiempos llegarán en que los demás nos pongamos más que exquisitos.

Ud. es consciente de que, si fuese posible que una empresa se quedara sin representación legal, en situación de concurso, iría directamente a liquidación, y sus trabajadores automáticamente a la calle. Ni contratos, ni empleo, ni posibles jubilaciones anticipadas quedarían en pie. Y eso sería lo contrario de lo que Ud. machaconamente repite y que nosotros apoyamos: la defensa de los puestos de trabajo. Haría un gran favor a los trabajadores y trabajadoras de Sniace, y a Torrelavega en general, si les hace ver a los dirigentes de USO que, con la actitud cerrada que mantienen (y que Ud. considera razonable), están poniendo en riesgo el mantenimiento de esos empleos. Hágalo que, además, hay unas elecciones cerca.

Ud. conoce perfectamente que la posibilidad de que los trabajadores de Sniace sean readmitidos pasa porque empresa y Comité lleguen a un acuerdo y lo presenten ante la Audiencia Nacional. Ud. sabe que ha costado mucho llegar a ese acuerdo, bueno para algunos, aceptable para otros y, seguro que, malo para todos. Pero el acuerdo ha llegado, cuando la mayoría ya había perdido la esperanza.

Comprendo que salga Ud. echando un capote a los dirigentes de USO. Dicen (yo no lo sé) que es el pago a no se sabe qué servicios prestados. Nadie como ellos, ciertamente, ha ejercido de palmero como lo han hecho cada vez que Ud. ha abierto la boca. Quizá se percate de que pueden ser estos los últimos minutos de gloria de USO en el asunto de Sniace y quiera salvar lo insalvable. Porque oponerse, por razones políticas, a que medio millar de trabajadores despedidos sean readmitidos, es lo último que puede hacer un sindicato que se precie de tal.

Haga un último esfuerzo en este asunto y se lo agradeceremos todos.

Atentamente le saluda alguien que no tiene ningún interés directo en Sniace, pero que mira por Torrelavega.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia