Cantabria

Sota afirma que el desarrollo eólico va a traer a Cantabria un nuevo impulso industrial y empleo más sostenible

En la inauguración del 11º Congreso Regional de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, ha inaugurado esta mañana el 11º Congreso Regional de la Federación del Metal, Construcción y Afines de la Unión General de Trabajadores (UGT), en el que se encontraba, entre otros, la secretaria general del sindicato en Cantabria, María Jesús Cedrún, y que será clausurado el próximo sábado, día 6 de febrero, por la Vicepresidenta del Gobierno regional, Dolores Gorostiaga.

En su intervención y después de destacar a esta Federación sindical como una de las más importantes de esta región, “por número de trabajadores, por historia de lucha sindical y por la relevancia de los sectores industriales que representa”, ha dicho que el Gobierno de Cantabria, ante la actual situación económica, ha asumido sus responsabilidades “sin lamentaciones ni catastrofismos”, con el desarrollo de políticas industriales, de empleo y sociales para que “aquellos trabajadores que están sufriendo las consecuencias de la crisis no se queden atrás y vuelvan a tener la oportunidad de recuperar su empleo”.

En este sentido, ha insistido en que es el momento de la política, porque “es ahora cuando los ciudadanos más reclaman respuestas contundentes ante la desesperación que muchas personas sienten ante la pérdida de un puesto de trabajo”.

Estas palabras las ilustró con dos ejemplos: el Plan 2000E para financiar la compra de vehículos nuevos, el primero, y el desarrollo eólico, el segundo.

Sobre el Plan 2000E, ha manifestado que “era necesario actuar para recuperar un sector, el directamente vinculado a la automoción, que necesitaba ayuda para mantener empleo. En 2009, ha sido un éxito para el sector, para los ciudadanos y para el conjunto de la región. Y ha sido posible gracias a la política, a la gestión de los recursos públicos orientada a garantizar el peso y el posicionamiento de un sector estratégico para la economía y para el empleo. En 2010, lo volverá a ser, mediante la inyección, de nuevo, de más de 2 millones de euros, con los que vamos a favorecer un movimiento de vehículos de alrededor de 3.000 unidades, con el impacto que eso implica”.

Sobre el desarrollo eólico “en el que estamos trabajando -dijo- desde hace más de 3 años; por cierto, a pesar de que algunos se empeñan en hacer ver que estamos improvisando”, añadió que “Cantabria no puede permitirse el lujo de perder, de nuevo, una oportunidad única para su empleo y para su economía”.

En este sentido, ha expresado el agradecimiento del Gobierno de Cantabria a UGT por apoyar públicamente esta iniciativa que “nos impulsan a que lo hagamos lo más rápidamente posible. Este Gobierno no daría un paso tan trascendental como el que implica la instalación de parques eólicos en la región si no estuviera seguro, como lo estamos, de que este desarrollo eólico es, sobre todo y por encima de todo, una oportunidad industrial y de empleo más sostenible. Os garantizo que, ahora mismo, existen proyectos industriales tremendamente competitivos, con un fuerte compromiso de creación de puestos de trabajo de manera estable, y con una más que evidente vocación de fortalecer y modernizar el tejido industrial de Cantabria”.

Se ha referido al desarrollo eólico como un nuevo impulso industrial, ya que “necesitamos esa revolución, y necesitamos que sea definitiva, que nos permita dar el salto desde una industria madura que empieza a presentar problemas serios, hacia una industria competitiva. Esa industria que va a crecer en Cantabria al abrigo del Plan Eólico del Gobierno se basará en nuevos proyectos industriales y, al mismo tiempo, en nuevas oportunidades para los ya existentes”.

Sota ha recordado que “existen ahora mismo más de 100 empresas en la región, pequeñas y medianas especialmente, que están en condiciones de adaptarse y de participar en el desarrollo industrial, vinculado a la generación de energías renovables en Cantabria. Empresas del sector de la automoción, de los componentes, industrias maduras, que, con pequeños cambios en sus cadenas de producción, se adaptan con facilidad y rapidez a las exigencias de un desarrollo eólico inminente”.

Antes de finalizar, el titular de la Consejería de Industria hizo hincapié en que ahora es el momento de políticas de servicio a la ciudadanía, de su tejido industrial y empresarial; por eso ha asegurado que “el Gobierno de Cantabria no se va a quedar de brazos cruzados, mirando a nuestro alrededor, para comprobar cómo los demás caminan mientras nosotros esperamos a ver si nos empujan. No vamos a caer en la trampa de las recetas de aquellos sectores conservadores, encuadrados siempre bajo las siglas del Partido Popular, que nos piden que paremos el desarrollo eólico. Esos sectores son los que siempre se resisten a los cambios, porque les aterroriza el desarrollo y el avance social, económico y laboral”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria