Trabajadores de Papelera de Besaya llevan a cabo una concentración y una reunión con la alcaldesa

 
Según informó el Ayuntamiento de Torrelavega, la alcaldesa Blanca Rosa Gómez Morante, ha recibido hoy al comité de empresa de Papelera de Besaya, mientras el resto de trabajadores de la factoría protagonizaban una concentración frente al Palacio Municipal, en demanda de un plan de viabilidad que garantice el futuro de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

El secretario del comité de empresa, José Antonio Abascal, ha informado a la alcaldesa, y al portavoz municipal socialista Pedro Aguirre, presente también en la reunión, sobre la problemática situación por la que atraviesa la empresa, inmersa en un ERE que afecta a 102 de sus 109 trabajadores y que ha quedado fijado en principio hasta el próximo día 23 de noviembre, aunque es prorrogable por un mes más.

Los trabajadores, según ha confirmado el comité de empresa, tratan de evitar el temido concurso de acreedores, y centran ahora sus expectativas en las negociaciones que se están desarrollando para que Sniace adquiera Papelera del Besaya.

El expediente de regulación temporal de empleo fue solicitado por la dirección por un mes prorrogable, aludiendo al hecho de que no recibía materia prima, celulosa, de la empresa vasca Pastguren, copropietaria junto con Sniace de Papelera de Besaya, que, a su vez, está afectada por un ERE de cuatro meses de duración.

Al término de la reunión, Abascal ha destacado “el apoyo y la excelente actitud de la alcaldesa y su equipo de gobierno para intentar que Sniace se involucre en la compra de Papelera del Besaya”, y ha avanzado que realizan gestiones con el Gobierno de Cantabria para que actúe como mediador en esta situación. También aseguró que permanecían atentos a la inminente Junta de Accionistas de Sniace.

Para los representantes de los trabajadores, la solución idónea pasa porque Sniace asuma el 100% de la empresa, “dada la vinculación energética, geográfica y de accionariado entre ambas, ha precisado Abascal, porque Papelera del Besaya, con sus 10 años de funcionamiento y su joven plantilla (de 30 a 35 años de media) perfectamente formada ha demostrado ser una empresa viable y rentable”.