Tres empresas optan a ejecutar las obras del microespacio de la calle Río Cubas

-El presupuesto de licitación fue de 225.728 euros y el plazo de ejecución es de tres meses

-La previsión es que los trabajos comiencen este mismo verano, de tal manera que los vecinos puedan disfrutar de este espacio antes de que acabe el año

-El proyecto plantea un juego de espacios y vacíos a través de una banda metálica que dibuja la zona de tránsito y juego, y sirve además para delimitar los bancos y un rocódromo

Tres empresas optan a ejecutar las obras del microespacio de la calle Río Cubas
Tres empresas optan a ejecutar las obras del microespacio de la calle Río Cubas

Tres empresas optan a ejecutar las obras del microespacio de la calle Río Cubas, un proyecto que permitirá recuperar un lugar hoy infrautilizado y condicionado por el desnivel del terreno, para ganar un espacio singular que contribuirá a dinamizar y dar nueva vida al barrio.

Los trabajos salieron a licitación por 225.728 euros y con un plazo de ejecución de tres meses, según ha recordado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

La previsión es que las obras se inicien este mismo verano, de tal manera que antes de fin de año los vecinos de la zona y todos los santanderinos puedan disfrutar ya de este espacio.

La actuación diseñada para esta parcela, situada entre los números 3 y 5 de la calle Río Cubas, junto al cruce con la calle Bruno Alonso, permitirá dotar al entorno de un punto de juego y encuentro innovador y diferente, ha señalado Díaz.

Ha recordado que el proyecto, diseñado por los arquitectos Carlos Higuera López-Alvarado y Ángel Higuera Soldevilla, se va a desarrollar en una parcela de 642 metros cuadrados, limitada en tres de sus lados por edificios y orientada, en el extremo abierto, hacia Tetuán.

El proyecto, que incorpora también todas las aceras perimetrales para dar sensación de conjunto, juega con el espacio, “con los llenos y con los vacíos” que se crean en él.

Los vacíos son las zonas de tránsito, el espacio de uso para los vecinos, y los llenos son las áreas ajardinadas, que representan en torno al 50 por ciento del parque y se cubrirán con brezo, lo que generará diferentes cambios cromáticos a lo largo del año, con el paso de las estaciones.

Uno de los elementos distintivos del microespacio será una banda metálica de color blanco que adopta diferentes curvaturas y sirve para definir los espacios, dibujar la zona de tránsito, el área infantil y los espacios verdes, y crear también los bancos y un rocódromo en el área de juego.

Para Díaz, con este proyecto se refrenda la apuesta del equipo de gobierno municipal por los barrios, por las actuaciones “de proximidad” y por “intervenciones singulares capaces de transformar rincones olvidados de la ciudad para darles una nueva vida y poner a disposición de los vecinos espacios públicos más funcionales con un carácter innovador y diferente”.

Según ha señalado el edil, los microespacios, impulsados con la colaboración del Colegio de Arquitectos, han demostrado ser iniciativas muy beneficiosas para los vecinos y para la mejora de la imagen urbana.

Además, ha agregado que estas actuaciones permiten también movilizar inversión en la ciudad, contribuyendo no sólo a la generación de actividad y empleo, sino también a vertebrar la ciudad y ganar en calidad de vida para los vecinos.