Portada

UGT critica que los accidentes laborales mortales aumenten un 75% en el sector servicios cántabro pese al parón de la Covid-19

El sindicato aclara que en 2020 se registraron más siniestros mortales con casi 54.000 trabajadores menos expuestos al riesgo desde marzo a diciembre

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT en Cantabria denunció hoy el aumento de un 75% de los accidentes laborales mortales en el sector servicios de Cantabria el año pasado (de 4 a 7), pese al parón de la actividad económica por la pandemia de la Covid-19 y una media mensual de 5.300 trabajadores menos expuestos al riesgo en comparación a 2019 desde el confinamiento del mes de marzo (157.376 por 162.751).

El sindicato precisa que en 2020 el sector servicios registró en Cantabria siete accidentes de trabajo mortales, la segunda mayor cifra anual contabilizada hasta ahora por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST) sólo superada por los ocho siniestros del año 2017.

La federación de UGT critica este repunte significativo de los accidentes de trabajo mortales cuando el parón de la actividad económica, especialmente acusado en el sector servicios, provocó que desde marzo a diciembre hubiera 53.756 trabajadores menos operativos (-5.376 mensuales) y con las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales cubiertas.

FeSMC-UGT matiza que desde el año 2009 a 2020, el ICASST ha registrado en Cantabria un total de 89 accidentes de trabajo mortales, de los que 40 fueron del sector de servicios, el doble que los de los demás sectores: industria (22), construcción (16) y sector primario (11).

Según un informe elaborado por la federación estatal de FeSMC-UGT, la pandemia y la drástica disminución de la actividad de algunos de sus subsectores en 2020, como el comercio o la hostelería, no ha logrado reducir la siniestralidad más letal como en el caso de Cantabria, aunque sí ha frenado el incesante crecimiento de los accidentes laborales con baja de los últimos años, que en España acumulaba un repunte de un 32% desde los años 2014 a 2019.
En Cantabria, la siniestralidad laboral del sector servicios venía aumentando de manera ininterrumpida en los últimos siete años y un 30,23% desde 2014 a 2019 con 838 accidentes más (de 2.772 a 3.610); aunque el año pasado este incremento acumulado se quedó en la mitad, tras un descenso de un 12% (-440 siniestros) coincidente con la actual crisis sanitaria.

Este descenso se dio en casi todas las actividades del sector servicios de Cantabria; especialmente en la hostelería, con 158 ó 7%  de accidentes de trabajo menos (de 502 a 344); las actividades administrativas y servicios auxiliares a las empresas, con casi un 19% ó 116 menos (de 627 a 511); y en el comercio, con un 11% ó 77 menos (de 674 a 597 accidentes laborales).

Repunte de los mortales “inasumible”

De todos modos, como precisa el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Cantabria, José Giráldez, “que se haya frenado el crecimiento constante de los accidentes de trabajo en nuestros subsectores tiene explicación en la medida que la pandemia ha reducido su actividad a la mínima expresión; lo que ya no tiene ninguna explicación es que aumenten los mortales como lo han hecho porque, simplemente, es inasumible”.
“Al igual que en el resto de las actividades económicas pero sobre todo en las de los servicios, la siniestralidad laboral no ha dejado de aumentar desde que se inició la recuperación económica de 2014, principalmente por una relajación y un incumplimiento de la normativa de prevención que en nuestros sectores tiene visibles consecuencias”, subraya el responsable regional de FeSMC-UGT.

Para Giráldez, “que ahora haya menos accidentes porque hay menos trabajadores expuestos al riesgo no es válido y lo es mucho menos que ni con menos trabajadores aumenten los mortales e incluso los calificados de graves (de 15 a 16 en los servicios)”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada