Un experto en zoos desmiente que el parque santanderino cumpla con estándares europeos

-La fundación FFW defiende la clausura de las instalaciones

-La plataforma ZOOXXI de FFW elabora un informe en respuesta a las explicaciones del gobierno local

-La pareja de leones marinos californianos ‘no ha durado ni dos años en las instalaciones santanderinas’

-Advierten contextos peligrosos al existir un único cuidador animal en las instalaciones del Palacio de la Magdalena

Santander. 30 de mayo de 2020. Las explicaciones dadas por el Ayuntamiento de Santander en relación a la muerte de un lobo marino y sobre el estado general del parque zoológico de la Magdalena no han convencido a la plataforma ZOOXXI, impulsada por la Fundación Franz Weber, que ha elaborado un informe.

Los expertos de ZOOXXI advierten que las instalaciones no cumplirían con las recomendaciones de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA) por varios motivos. El más importante es que esta asociación-lobby sugiere que los leones marinos, al ser animales gregarios, “deben mantenerse en grupos de un mínimo de 5 a 7 individuos, preferiblemente más”, mientras que la Magdalena los mantenía en pareja.

A ojos del experto en zoos David Perpiñán, esta situación “genera un grave problema de bienestar en los animales y debe considerarse que incumple la legislación sobre protección animal en zoológicos”.

Uno de los aspectos que preocupa a Perpiñán es que en el momento de la muerte de Lucas ‘solo había un único cuidador’ para alimentar y manejar especies potencialmente peligrosas, lo que “va en contra de las medidas básicas de seguridad que se deben seguir en una colección zoológica”.

Tampoco está conforme la ONG con las explicaciones del responsable veterinario del recinto, donde afirma que el animal fallecido ‘entró en depresión y prácticamente se dejó ir tras la muerte de su compañera de cautiverio’, lo que “no hace más que confirmar las malas condiciones de mantenimiento de estos animales y el estrés adicional que le supuso a este macho haber sido mantenido en grupos de un tamaño insuficiente”.

El especialista asesor de ZOOXXI denuncia que “las afirmaciones realizadas sobre el bienestar de los animales carecen de rigor científico, pues mantener animales ciegos hasta una edad avanzada o incluso reproducir algunas especies no necesariamente indica que tengan un bienestar adecuado”.

Con estos antecedentes la Fundación internacional sigue defendiendo la clausura de las instalaciones y la reubicación de los animales a espacios o lugares adaptados para su correcta vivencia, lejos de modelos de parque que solo ‘los exhiben como un añadido decorativo’.