Un sindicato denuncia que los policías en prácticas “no tienen chalecos antibalas por un problema administrativo”

El Sindicato Unificado de Policía en Cantabria, mayoritario y presente en todas las Escalas de la Policía Nacional, ha denunciado el ‘reiterado incumplimiento’ por parte de la Administración de la normativa de prevención de riesgos laborales.

En concreto el SUP ha denunciado la provisión de chalecos antibalas para cada uno de los policías en activo, ya que según estimaciones de esta organización sindical, ‘más del 40% del personal policial carece a día de la fecha de este equipo de protección’, deficiencia a la que hay que añadir el hecho de que ‘un alto porcentaje de los que en este momento se utilizan para el servicio han superado ya el tiempo para el cual el fabricante garantiza unos niveles óptimos de calidad y eficacia’, señala el SUP en un comunicado.

El SUP denuncia además la suspensión, por ‘problemas administrativos’, del expediente de compra de 5.200 chalecos, publicado en agosto del 2018 y que suponía una inversión de 1,65 millones de euros. ‘Esta incidencia provocará que los alumnos de la Escuela Nacional de Policía tengan que realizar su período de formación práctica sin un elemento de protección individual vital’, agrega el sindicato.

“Cuando la protección de la vida de un agente está en juego, ninguna excusa es aceptable ni ningún error administrativo puede justificar un retraso en la compra de chalecos antibalas que pueden salvar vidas”, añade el SUP, que ha registrado un escrito en todos los Comités Territoriales de Seguridad y Salud Laboral Policial de España solicitando la relación actualizada de funcionarios carecen de esta prenda de protección individual.