• 12 de agosto de 2022

Urra asegura que endurecer la ley del menor provocaría más presos pero no menos delitos

El profesor de Ética y Deontología afirma que el problema reside en la educación

 

 

 

 

 

 

El presidente de la Red Europea de Defensores del Menor y profesor de Ética y Deontología, Javier Urra, ha asegurado hoy que endurecer la Ley Orgánica 5/2000, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, provocaría «más presos pero no menos delitos», porque el problema reside en «la educación».

«Quiero que se cambie la ley, para que la gente se de cuenta de que los problemas siguen siendo exactamente los mismos» insistió Urra, quien precisamente fue uno de los promotores de dicha ley. En este sentido, recordó que hay 72.000 personas en las cárceles de España, de las cuales un 5 por ciento son abusadores sexuales, y que se ha multiplicado por ocho el número de centros de reforma.

No obstante, el también psicólogo forense reconoció que la ley de responsabilidad del menor es «mejorable» en diversos aspectos. Entre ellos, explicó que en los menores de 17 y 18 años que cometan delitos «muy graves», se debería «matizar» la respuesta «como si fueran maduros» y «valorar la madurez», aunque generaría «inseguridad jurídica».

Igualmente, se mostró «favorable» a «bajar» la ley de 14 a 12 años, para que «no haya impunidad» en los menores de 13 y para que la víctima «se sienta reparada en algo». Además, abogo por «hacer un seguimiento» de los casos de violación, porque «todo el que abusa de adulto, lo ha hecho de niño».

Urra hizo estas declaraciones en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde intervino junto a la formadora de género y coeducación Elena Simón Rodríguez, y al catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Málaga, Miguel Ángel Santos, con motivo del Seminario ‘Adolescentes y educación’.

El profesor señaló que en la actualidad de producen «más hechos graves de delito sexual con violencia» que hace décadas, y una de las causas es que «hay una mayor permisividad». Así, subrayó la importancia de «la respuesta moral», porque «sólo un 30 por ciento de los abusadores piensan en la víctima».

En la misma línea, el autor de ‘Qué ocultan los hijos, qué callan los padres’ confesó que le parece «esencial» que un adolescente conozca el significado de la palabra «ética», así como «lo que es importante de la vida». «Todos sabemos cuáles son los valores, pero lo que no hay es valor para defenderlos», apostilló, y afirmó que esa «falla moral» es la que provoca que los menores protagonicen «hechos dramáticos».

Por su parte, Simón explicó que los mensajes mediáticos y culturales que hacen que las niñas lean revistas y que los niños jueguen a videojuegos violentos llevan a crear adultos «con intereses divergentes», que mantendrán «relaciones sin compromiso, que hacen sufrir mucho».

Además, afirmó que, con esa actitud, «las niñas se olvidan de cómo pueden estar mejor en el mundo», mientras que los niños «bajan el dintel de lo que es violencia» y es así como surgen los conflictos». La sociedad está «absolutamente sexualizada», sentenció.

Por último, Santos puntualizó que «una visión catastrofista de los adolescentes es antieducativa e incompatible con la educación» que, según dijo, se basa en la creencia en que el ser humano puede aprender y mejorar.

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia