USO denuncia su exclusión de la negociación de los servicios mínimos

En un ejercicio que el sindicato Unión Sindical Obrera (USO) ha tachado como ‘clara conducta antisindical’, el Gobierno de Cantabria ha negado la presencia de los miembros de la junta de personal y comité de empresa en el Gobierno de USO en la negociación de los servicios mínimos para el personal dependiente de esta Administración.

Para USO, los servicios mínimos impuestos por la Administración Regional ‘no reflejan la realidad de las plantillas’ existentes en los centros, ya que, en un día ordinario de trabajo, realizan servicio 2/3 partes menos de personal, según el sindicato.

Ante esta situación, el sindicato avanza que emprenderá una campaña con el fin de ‘obligar’ a la Administración a que los servicios decretados se presten todos los días y con el mismo número de empleados públicos y así garantizar la mejor asistencia a la ciudadanía.

La Sección Sindical USO en el Gobierno de Cantabria está estudiando la interposición de una demanda por ‘prácticas antisindicales’ ante la ‘prepotencia’ de la Administración Regional de excluir a USO en la negociación de los servicios mínimos, según informó el sindicato mediante un comunicado.