USO pide el cese o dimisión de la concejal de Personal y los representantes de UGT y CCOO por su “desidia” y “malas artes”

La petición de USO Besaya se refiere a la concejal de Personal del Ayuntamiento de Torrelavega, Ana María Gómez (PSOE), y a los sindicalistas Adolfo Vega Salán (UGT) y Francisco Carmona (CCOO) por la “absoluta desidia” con los asuntos de los empleados municipales y por la “utilización de su posición para beneficiarse política y sindicalmente”

Mediante un comunicado, USO aseguró que durante el reciente conflicto laboral con la Policía Local, desde el equipo de Gobierno, alcaldesa y concejales socialistas, así como representantes sindicales de UGT y CCOO, contrarios a la movilización policial, se negó el diálogo al colectivo, la negociación y la creación de una Mesa Sectorial, argumentando que la única vía de negociación existente y legal era a través de la Mesa General de Negociación.

USO asegura que la concejal de Personal y Recursos Humanos, Ana María Gómez (PSOE), habiendo recibido una solicitud de un grupo de conserjes del Palacio Municipal para tratar temas organizativos, y retributivos, en lugar de remitir dicha solicitud a la Mesa General de Negociación, “con total prepotencia y desfachatez”, califica el sindicato, cita a dichos trabajadores literalmente: “Al objeto de tratar distintos asuntos relacionados con los puestos de Conserjes del Palacio Municipal, por la presente se le cita a la reunión que tendrá lugar el jueves día 20 de mayo de 2010, a las 14:15 horas, en la Sala de Juntas del Palacio Municipal”.

Esta reunión fue suspendida y de nuevo los conserjes fueron citados: “Por la presente se le informa que la reunión prevista para el día de hoy se traslada para el próximo jueves, día 27 de mayo de 2010, a las 14:00 horas, en la Sala de Juntas del Palacio Municipal”. La reunión se celebró en esta última fecha y USO asegura que esa es la mesa negociadora que se le negó a la Policía. El sindicato tacha como “asombroso, a la par que indignante” que, sin haber sido citados a la reunión, asistieron a la misma Adolfo Vega Salán y Francisco Carmona Berodia, representantes de UGT y CCOO, respectivamente.

Para USO, esto es ejemplo del sindicalismo que “sufrimos unos y disfrutan otros” en el Ayuntamiento de Torrelavega “desde hace demasiado tiempo: el sindicalismo servil, discriminatorio, de carné, diferenciador y de poltrona”. El sindicato asegura verse “totalmente impotentes ante este rodillo de fascismo democrático”, y anuncian que han pedido a la Alcaldía el cese o dimisión de la concejal de Personal, Ana María Gómez, y de Vega y Carmona (UGT y CCOO, respectivamente), por la “absoluta desidia con los asuntos de los empleados municipales, por la utilización de su posición para beneficiarse política y sindicalmente, tratando diferenciada y discriminatoriamente a representantes y trabajadores municipales”, finaliza USO.