Zapatero preside los actos del ‘Día de España’ en la Exposición Universal de Shanghai

Nuestro país muestra en la exposición su experiencia en turismo, infraestructuras y energías renovables

 

El Jefe del Ejecutivo, que fue recibido por las autoridades de la ciudad de Shanghai y del Comité Organizador de la Exposición Universal, presidió los actos del ‘Día de España’ con los que nuestro país quiere transmitir una imagen moderna de España y sus ciudades, a través de contenidos atractivos para un público que, en su gran mayoría, apenas conoce la realidad española.

Rodríguez Zapatero aseguró que es la intención del Gobierno que “nuestra contribución a la Exposición sea el segundo aldabonazo tras el ‘Año de España de 2007’, en un esfuerzo por mostrarnos, por proyectarnos, por hacernos valer en este gran país”. Para el Presidente estar presentes como país en la Expo de Shanghai “nos permite trasmitir la imagen de España como un país plural ,moderno, rico en tradiciones y a la vez volcado en las innovaciones tecnológicas”. José Luis Rodríguez Zapatero señaló también que el interés de España es “reforzar los vínculos de cooperación con China, un país clave en el mundo”.

El Gobierno español pretende que la Expo de Shanghai se convierta en una nueva oportunidad para que, además de participar en un evento de una enorme proyección internacional y que visitan millones de personas de todo el mundo, se muestre lo mejor de España en China.

Para el Ejecutivo, nuestro país debe potenciar la ‘marca España’, el valor de nuestra cultura, el empuje de nuestras empresas, la proyección de nuestra lengua, la calidad de nuestra investigación, nuestro protagonismo en sectores punteros como el de las infraestructuras, las energías renovables, la banca, la gastronomía, la arquitectura, el arte y la música, entre otros.

El Comité Organizador de la Expo Shanghai está presidido por el viceprimer ministro encargado de Economía, Energía y Asuntos Financieros, Wang Qishan y está compuesto por 40 personas.

La mayor Exposición Universal de la Historia

La Exposición Universal de Shanghai 2010 se ha convertido ya en la más grande de la historia, con una participación récord de 190 países, 42 de ellos con pabellón propio; 50 organizaciones internacionales, una previsión de 70 millones de visitantes, alrededor de 380.000 diarios, y más de 20.000 eventos artísticos y culturales previstos a lo largo de los seis meses de duración del evento.

Su lema: “Mejor ciudad, mejor vida”, representa el anhelo de mejorar la calidad de vida en los entornos urbanos, y la importancia que, para ello, tendrán las futuras políticas sociales, la planificación urbanística y el desarrollo sostenible. En el siglo XIX, el 2% de la población mundial vivía en ciudades. En el año 2000, casi la mitad de la población se había trasladado a las ciudades. La Expo de Shanghai plantea diversos interrogantes a los que tratarán de responder los distintos pabellones: ¿qué tipo de ciudades permiten una vida mejor? o ¿qué tipo de desarrollo urbano hace de la tierra un lugar mejor para todos?

Precisamente, la Expo 2010 tiene lugar en pleno corazón de Shanghai, la mayor ciudad de la República Popular China, con 18,5 millones de habitantes, y una de las urbes más pobladas del mundo. Conocida como “la Perla de Oriente”, es hoy sede de numerosas empresas multinacionales, y uno de los motores de la economía china. Es una ciudad cosmopolita y moderna, que ha registrado un crecimiento de dos dígitos en su PIB durante quince años consecutivos desde 1992.

Shanghai fue proclamada sede de la Expo Universal 2010 en diciembre de 2002, en la Asamblea General del BIE (Oficina Internacional de Exposiciones) celebrada en Montecarlo (Mónaco), con el voto de 54 de los 89 países miembros de la organización.

La próxima Exposición Universal se celebrará en la ciudad italiana de Milán, en 2015.