Aires menos sucios en Barreda

Un informe del CSIC confirma el descenso de los niveles de partículas atmosféricas en el aire de la zona

Barreda

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, ha presentado esta mañana, acompañado de la alcaldesa de Torrelavega, Blanca Rosa Gómez Morante y la directora general del CIMA, Luisa Pérez, el informe de Determinación de fuentes de emisión de material particulado atmosférico en Barreda que confirma el paulatino descenso de los niveles de concentración de partículas en el aire de la zona.

En base a la documentación, Martín ha augurado unos datos «prometedores» para el 2010 porque existe una tendencia que apunta hacia la mejora de la calidad del aire, que se ha reflejado en los índices de los primeros meses de este año. Así, hasta el 17 de marzo, se registraron siete superaciones de los umbrales de partículas en suspensión, frente a las 16 superaciones contabilizadas hasta la misma fecha del pasado año.

Durante la elaboración del documento, desarrollado por el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Calidad del Agua (IDAEA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), entre junio de 2008 y agosto del pasado año, la presencia media de PM10 estuvo ampliamente por debajo de los límites normativos, con 29 micras/metro cúbico, para un tope de 40. Entre las conclusiones generales del trabajo del CSIC, destaca la identificación del tráfico como principal fuente de emisión de partículas en el área de Barreda.

El informe, que detalla tanto las partículas en suspensión finas (PM2,5, con un diámetro inferior a 2,5 micras) como gruesas (PM10, diámetro inferior a 10), no aprecia una fuerte variación estacional en los niveles de concentración de estos elementos, si bien apunta que los valores más elevados se dan durante los meses de invierno, dada la mayor estabilidad y menor capacidad de dispersión de la atmósfera durante la época invernal.

Variables como la mayor presencia de material particulado en las horas punta confirman al tráfico como principal fuente directa e indirecta, especialmente en el caso de las PM10. Esta generación de partículas asociadas a los vehículos tiene como origen las emisiones de combustión (tubo de escape), la resuspensión del polvo de la carretera, así como los procesos de abrasión de neumáticos y frenos. Sin embargo, en el caso de las PM2,5 – pese a que el tráfico rodado mantiene una influencia significativa – ganan peso las fuentes de emisión ligadas a la actividad industrial de la zona

Para el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, el informe del CSIC «no es fruto de casualidad, sino de un trabajo muy detallado y riguroso». Las dos administraciones, regional y municipal, «pueden presumir, por fin, de una atmósfera que se sitúa dentro de los parámetros legales», ha destacado.

Este hecho, ha subrayado, confirma las tendencias de evolución positiva de la calidad del aire, y brinda un instrumento exhaustivo para continuar y mejorar el trabajo desarrollado.

La decisión de encargar un informe de estas características, con la participación de instituciones como el CSIC o el Instituto de Salud Carlos III muestra la voluntad de abordar este asunto con el máximo rigor, en beneficio de los ciudadanos, ha proseguido.

Asimismo, Martín ha resaltado «la política de transparencia» de su departamento al destacar que el estudio ya ha sido puesto a disposición del Ayuntamiento de Torrelavega y será de acceso público, a través de la web de Medio Ambiente (www.medioambientecantabria.com).

Como dato positivo complementario, el documento destaca que, en relación con los concentraciones de metales regulados por la Unión Europea en la composición de las partículas, ningún metal legislado (plomo, cadmio, níquel y arsénico) excede los valores límites anuales permitidos en el aire de Barreda.

Por otro lado, Blanca Rosa Gómez Morante se ha mostrado satisfecha ante los resultados del informe de calidad del aire, porque «confirma la voluntad que tenían el Ayuntamiento de Torrelavega y la Consejería de Medio ambiente por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos». También ha destacado la «suma importancia» que tiene el estudio de partículas para mejorar el entorno de la localidad.

Asimismo, la alcaldesa ha elogiado la actividad llevada a cabo por el CIMA, que ha generado «la confianza de que estábamos en las mejores manos».

Factores naturales

Pese a que los factores fruto de la actividad humana son los dominantes, la concentración de partículas en Barreda se ve afectada por variables naturales. Éstas se vinculan a las entradas de masas de aire africano con polvo en suspensión, así como al material particulado de origen marino, e influyen de manera más acentuada en los niveles de PM10.

El informe muestra los resultados de las características químicas y la identificación de fuentes emisoras de PM10 y PM2,5, muestreadas en la estación de control de calidad del aire de Barreda, entre junio de 2008 y agosto de 2009. Ambas partículas han sido recogidas por personal adscrito al CIMA, en filtros suministrados por el Instituto de Salud Carlos III (Ministerio de Ciencia e Innovación), para su posterior análisis por parte del CSIC.

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia