Cantabria recibirá alrededor de 15 millones de euros de la cantidad anual que el Ministerio de Sanidad y Política Social pretende ahorrar al año en materia farmacéutica

Truan valora positivamente el consenso alcanzado por las CCAA y el Ministerio de Sanidad y Política Social para mejorar la sostenibilidad del sistema nacional de salud

screen217

El consejero de Sanidad, Luis María Truan, anunció ayer que Cantabria recibirá alrededor de un 1% (15 millones de euros) de la cantidad que el Ministerio de Sanidad y Política Social pretende ahorrar en materia farmacéutica y que se estima en cerca de 1.500 millones de euros anuales.

Se prevé que, además del ahorro colectivo de 1.500 millones de euros, las distintas actuaciones generarán un ahorro directo al ciudadano de unos 100 millones de euros anuales, que en el caso de Cantabria se sitúa en un millón de euros. Este ahorro será fruto de una menor aportación directa de los activos en el régimen general, de la menor aportación de los mutualistas de las mutualidades de funcionarios y de los menores precios al adquirir los medicamentos.

 

Truan valoró positivamente el consenso alcanzado por las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad y Política Social para mejorar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Este acuerdo, señaló, se ha desarrollado de forma callada y refleja el compromiso por mejorar la calidad del sistema sanitario.

 

Tal y como acordó ayer el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, este conjunto de medidas se engloban en el II Plan Estratégico de Política Farmacéutica que se está diseñando y que incidirá en mejoras en la prescripción, en un aumento de la calidad de la cadena farmacéutica, en la dispensación y atención farmacéutica, en el fomento de la investigación y en la eficiencia de la prestación, entre otros aspectos.

 

Según informó el Ministerio de Sanidad y Política Social, el acuerdo alcanzado ayer por el Pleno del Consejo Interterritorial contribuirá de forma decisiva a la sostenibilidad financiera del sistema sanitario en la actual coyuntura de crisis económica. La prestación farmacéutica representa, desde el punto de vista cuantitativo cerca de un tercio del gasto sanitario público y es, además, una de las principales armas para combatir la enfermedad y sus consecuencias.

 

Entre las medidas previstas se encuentran la modificación del cálculo de los precios de referencia que establece el precio de los medicamentos con más de diez años en el mercado, con un mismo principio activo, idéntica vía de administración y que cuenten con un genérico en el mercado. Con la decisión adoptada, el cálculo de los precios de referencia se hará, para cada conjunto homogéneo de medicamentos, a partir del coste por tratamiento y día más barato, y no con el promedio de los tres más baratos como hasta ahora.

 

También se procederá a una rebaja en el precio de los medicamentos genéricos de un 25% de media, que se aplicará según una escala que llegará a no aplicar ninguna rebaja en el caso de los genéricos que ya hayan bajado considerablemente sus precios.

 

En el ámbito de los productos sanitarios también se acordaron rebajas. La rebaja será del 20% para los absorbentes (pañales) y del 6% para el resto.

 

Por otra parte, se incrementa al 30% la bajada del 20% que venía aplicándose a los medicamentos que llevan más de diez años financiados por la sanidad pública, pero que no están incluidos en el sistema de precios de referencia y tienen un genérico aprobado en otro país de la Unión Europea. Esta medida se amplía también a los casos en los que existe un medicamento biosimilar.

 

Otra de las actuaciones expuestas en el Pleno del Consejo Interterritorial fue la revisión de los precios de determinados grupos de medicamentos de uso muy común y con una oferta muy amplia, de tal manera que, a través de la Comisión Interministerial de precios de los medicamentos, se propondrá un precio máximo de financiación. De este modo, quedarían fuera de dicha financiación todos los medicamentos que no adapten su precio a este máximo.

 

Todas las medidas acordadas se llevarán a la práctica en lo que queda de año y en 2011. Con ello no sólo se logrará un aporte económico imprescindible para el Sistema Nacional de Salud, sino que, además, se preservará la calidad de su prestación, lo que redundará en beneficio de los ciudadanos.

 

Del mismo modo, las medidas adoptadas también tendrán un efecto beneficioso desde el punto de vista económico en la ciudadanía. Se estima que, además del ahorro colectivo de 1.500 millones de euros, las distintas actuaciones generarán un ahorro directo al ciudadano de unos 100 millones de euros anuales, fruto de una menor aportación directa de los activos en el régimen general, de la menor aportación de los mutualistas de las mutualidades de funcionarios y de los menores precios al adquirir los medicamentos.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia