• 17 de agosto de 2022

Blanco aboga por un «cambio de mentalidad» para no medir la política de infraestructuras en «millones invertidos y kilómetros de obra inaugurada»

El titular de Fomento recuerda a Revilla que el 20 de julio dará una respuesta definitiva sobre la llegada de la AVE a la comunidad autónoma 

 El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado ayer en Santander que es «necesario» replantearse la futura política de infraestructuras española. En este sentido, ha abogado por un «cambio de mentalidad» para dejar de medirla en «millones invertidos y kilómetros de obra inaugurada» y, por el contrario, contemplar otras cuestiones como, por ejemplo, «conectividad, intermodalidad, tiempos de viaje, confort y seguridad».

Durante su intervención en el Seminario ‘Tres décadas de economía española. De la consolidación de la democracia a la crisis actual. Evolución y perspectivas’ -organizado por la Asociación de Periodistas de Información Economía (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)- Blanco insistió en que la política de infraestructuras «no se puede basar en la antigua dinámica de construir sin parar». «Esta estrategia no es sostenible ni económica ni medioambientalmente y no garantiza una mejora en la competitividad de la economía», aseveró el titular de Fomento, quien apostó por «aprovechar lo que ya tenemos y construir lo que verdaderamente es necesario». En este sentido, recordó que el ministerio de dirige aplazará la construcción de nuevas autovías en aquellos corredores donde existan autopistas de peaje «no saturadas» y arbitrará, según los casos, medidas que «favorezcan la flexibilidad y la cohesión territorial».

Blanco recordó que todos los países de Europa, «con España a la cabeza», están haciendo un ejercicio de austeridad «sin precedentes» para combatir la crisis de deuda, una medida que afecta a la política de infraestructuras ya que, según dijo, siete de cada diez euros que invierte el Gobierno de España son inversión en infraestructura de transporte.

«Esa partida no puede ser ajena a los recortes de gasto público», matizó el titular de Fomento, quien reiteró que «no podemos pedirle a la sociedad española que entienda las medidas de ajuste que estamos tomando y a la vez gastarnos miles de millones de euros para ahorrarnos unos pocos minutos de viaje entre ciudades».

Preguntado por los recortes en la inversión que paralizarán la Alta Velocidad que conectará Cantabria con Madrid por la Meseta, Blanco respondió que comprende que el presidente cántabro defienda el interés de la región, pero insistió en que él tiene la responsabilidad de compatibilizar los intereses territoriales con el general, con la eficiencia y con las posibilidades de «nuestro país».

Respecto a la incidencia de esta medida en el futuro del Pacto de Gobierno entre el Partido Socialista de Cantabria (PSC-PSOE) y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), el vicesecretario general del PSOE afirmó que no cree que un Ejecutivo «sólido», que ha hecho «tantas» cosas por Cantabria, dependa de una infraestructura. En todo caso, avanzó, «nos hemos dado hasta el 20 de julio para abordar cuál va a ser la propuesta definitiva».
«Sé que el presidente Revilla es muy pasional, pero también sé que es una persona racional y, por tanto, finalmente habrá la respuesta que desde el punto de vista de la racionalidad sea asumida, para el bien de todos, del interés general y de Cantabria», concluyó Blanco.

El titular de Fomento también habló de la reforma laboral que aprobará mañana el Consejo de Ministros. En este sentido, destacó su «urgencia» y recordó que se someterá al trámite parlamentario para tratar de conseguir que «perdure en el tiempo y pueda generar el máximo de consenso posible». Para conseguir este último objetivo, Blanco hizo hincapié en que «es necesario que algunos abandonen el interés partidista y que hagan, aunque sólo sea por una vez en esta legislatura, una apuesta por el interés general».

Por último, a preguntas de los periodistas sobre la convocatoria de una huelga general, Blanco pidió una «respuesta proporcionada» a los sindicatos y aseguró que, más allá de lo que propongan, la reforma laboral «hay que hacerla por el interés del empleo y del país», aunque admitió que lo que quiere hacerlo el Ejecutivo es «explicarla para que los ciudadanos lo comprendan».

«Nos hubiera gustado haber podido llegar a un acuerdo entre agentes sociales, con los sindicatos y empresarios», reconoció el titular de Fomento, quien señaló que «unos querían más flexibilidad y otros menos» y, por eso, el Gobierno piensa que «el camino acertado es el equilibrio».

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia