Portada

Cantabria crea empleo precario, temporal y registra un repunte de un 43% de parados de larga duración de dos o más años

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo
  • UGT destaca que la precariedad laboral en Cantabria redujo en 2014 el paro pero también el empleo, en especial el indefinido
  • Las organizaciones sindicales recalcan una creación de empleo exclusivamente temporal y el repunte de un 43% de los parados de larga duración de dos o más años
  • CC OO recuerda la caída de población
Santander, 22 de enero de 2015
Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo

La secretaria general de UGT, María Jesús Cedrún, aseguró hoy que las estadísticas de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre del año pasado “sólo vienen a confirmar que la gran precariedad laboral existente hoy en día en Cantabria reduce el paro pero también el número de ocupados, especialmente los indefinidos, porque el empleo que se genera dura cada vez menos”.

“Es significativo que en el último trimestre del año haya 2.900 desempleados menos pero también 3.200 ocupados menos que en el trimestre anterior, lo que reafirma una precariedad que se reafirma con la pérdida de 4.900 empleos indefinidos y el incremento de 4.300 temporales en comparación a las mismas fechas del año pasado”, agregó Cedrún.
La responsable regional de UGT lamentó que “año tras año veamos el progresivo descenso del empleo indefinido, que en la media anual de 2014 se redujo en casi un punto en comparación a 2013 (-825 indefinidos), cuando por el contrario se incrementaron en casi un 9% los temporales con 3.250 más que en 2013”.
Cedrún recordó la “pérdida general de empleo en todos los sectores salvo en los servicios si se compara la media anual de 2013 y de 2014 en Cantabria” y añadió que “algunos dirán que tenemos una tasa de paro baja por debajo de la media nacional pero sin aclarar que también la tasa de actividad es muy baja, la cuarta más baja del país, y estamos ya a casi cuatro puntos de la media nacional”.
“Otro dato significativo es el progresivo envejecimiento de la población activa en Cantabria porque el año pasado se perdieron una media de 1.250 activos de menos de 25 años y otros 3.275 de 25 a 44 años, y sólo aumentó (un 4,28% y 4.850 más) la de 45 o más años; lo que nos tendría que preocupar y mucho”, puntualizó la secretaria general de UGT.
Un 61% de parados de larga duración
María Jesús Cedrún apeló también a “un cambio drástico de las políticas activas de empleo porque los desempleados de larga duración siguen creciendo, en especial los que llevan en el paro dos o más años”.
“Al término de 2014 una media de 33.200 desempleados de Cantabria llevaban al menos un años en el paro (un 61,2% del total), aunque los que realmente se incrementan son aquellos que llevan dos o más años, que se incrementaron en más de un 43% con 3.900 más que en 2013, con lo que ya hay 23.600 desempleados de muy larga duración a los que hay que buscar soluciones”.

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha afirmado que el descenso del paro que se ha producido en Cantabria, -4.700 desempleados menos- en el último año es consecuencia, principalmente, de la caída de la población activa, ya que durante los últimos 12 meses hay 4.100 personas activas menos en la región, unas cifras que reflejan que apenas se han creado puestos de trabajo, solo 600 más respecto a 2013.

Además, el último trimestre del año ha sido “muy negativo” en la Comunidad en lo referente a la creación de empleo, ha dicho Lombilla, ya que se han perdido 3.200 puestos de trabajo colocando la tasa de actividad de la Comunidad en el 56,16 por ciento, “muy por debajo “ de la media nacional que se aproxima al 60 por ciento.

Para la secretaria de Empleo, que por tercer año consecutivo, el cuarto trimestre del año se cierre con más de 51.000 parados, es “motivo para mantener la alarma y la preocupación” pues “difícilmente” se van a alcanzar las cifras de paro de antes de la crisis y además, la economía y la sociedad cántabra “mantienen un lastre que complica el desarrollo y la recuperación”.

Ese “lastre”, ha señalado Lombilla, se debe a que las políticas activas de empleo que está aplicando el Gobierno regional no fomentan más que “trabajo precario y temporal”, lo que obliga a muchos cántabros a tener que abandonar la región para buscar un futuro y oportunidades laborales en otras regiones españolas o en el extranjero, lo que produce un “preocupante” descenso de la población.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada