Portada

Cantabria está a la cola en el mercado laboral de España

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo
  • UGT destaca que la Región “no sale de una precariedad en el empleo con más de un 93% de contratos temporales”       
  • CC OO: “Diego utiliza la propaganda para maquillar los malos datos”

Santander, 2 de diciembre de 2014

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo

La secretaria de Empleo y Formación de UGT, Ana Belén Álvarez, aseguró hoy que las estadísticas de desempleo, contratación y afiliaciones a la Seguridad Social difundidas hoy por el Ministerio de Empleo “sólo vienen a confirmar que Cantabria está a la cola en el mercado laboral de España y no sólo en algunos aspectos sino en todos”.

La sindicalista agregó que “ya no es casualidad que el paro aumente en Cantabria cuando desciende en el resto del país o que registremos por tercer año consecutivo más de 50.000 desempleados en estas fechas, como tampoco lo es que superemos con creces los niveles nacionales de contratación temporal y precario, con un 93% de contratos eventuales, el mayor porcentaje de los últimos cuatro años tras aumentar más de un 25% en comparación a noviembre del año pasado”.

“De hecho el paro aumentó más el mes pasado que en noviembre del año pasado y nuestra tasa de cobertura por desempleo, un 56,7%, sigue descendiendo mucho más que en España y es la más baja desde el año 2003”, agregó la responsable regional de Empleo de UGT, para quien “es habitual que cuando la cobertura por desempleo es tan baja, también lo es el número de desempleados inscritos en el paro por un lógico efecto desánimo”.

La sindicalista matizó que “por si había alguna duda, la cifra de afiliados a la Seguridad Social del mes pasado es, junto con la del año pasado, la más baja desde el año 2002 en estas fechas”.

Álvarez instó a “tomarse muy en serio la evolución negativa del mercado laboral en Cantabria porque las estadísticas no ofrecen duda alguna de que la situación es grave y ni siquiera justificable con comparaciones positivas con el año pasado o el anterior, cuando se superó por primera vez la cifra de los 55.000 desempleados en un mes de noviembre”.

Por su parte la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha lamentado, que un mes más, Cantabria continúe encabezando, junto a otras dos Comunidades Autónomas, el incremento del paro registrado con 1.033 personas más inscritas en las listas del antiguo Inem, un 2,07 por ciento más que en octubre, lo que supone una tendencia “muy negativa” para la región en la recta final del año.

Lombilla ha criticado el “optimismo sin fundamento” que expresó ayer el Presidente del Gobierno, Ignacio Diego, en su comparecencia en el Pleno del Parlamento, cuando aseguró que “Cantabria ha cerrado el mejor mes de noviembre desde 2007”, porque no es “lógico” que con casi 51.000 parados, el máximo responsable de la política regional exprese su satisfacción.

Diego utiliza la propaganda para maquillar los malos datos y confundir a la sociedad cántabra debido a la cercanía de las elecciones municipales y con sus declaraciones solo demuestra que es un presidente que vive fuera de la realidad”, ha dicho la portavoz de CCOO.

Para Lombilla la realidad es que casi la mitad, el 48 por ciento, de los desempleados no cobra ningún tipo de prestación, el 26,77 por ciento de los parados cobra prestaciones asistenciales y “solo” el 25,21% de la población parada cobra una prestación contributiva.

Y lo peor, ha asegurado la secretaria de Empleo, es que, “si el Presidente se cree sus propias mentiras” va a ser imposible que se genere un cambio para impulsar el empleo y todas estas personas continuarán “mal viviendo sin un presente ni un futuro dignos”.

Lombilla ha destacado que, además de ocupar las primeras posiciones en el aumento del paro, Cantabria lidera el descenso de la contratación indefinida con 456 contratos menos que en el mes anterior, un -32,32%, y además mantiene, nuevamente, una tasa muy elevada de temporalidad con un 93,03%, manteniendo un mercado laboral precario basado en bajos salarios y el constante incremento de la inseguridad laboral.

Un efecto más de la subida del paro es la repercusión negativa que se produce en la Seguridad Social, pues de nuevo, la región sufre un descenso de afiliados que, en el mes de octubre casi roza el millar de personas que han dejado de cotizar en la Seguridad Social.

Para resumir la situación por la que pasa Cantabria, Lombilla ha señalado que si sube el paro, sube la temporalidad y baja el número de afiliados, la región se encuentra en “un bucle” en el que va a ser muy difícil salir de él, sobre todo si no existe voluntad política.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada