CCOO, STEC y UGT registran una propuesta conjunta sobre el modelo de acceso a la Función pública docente

-Los sindicatos piden al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la puesta en marcha de un sistema de acceso a la Función pública docente que sea transitorio y permita dar estabilidad al personal interino

Ante el ‘insostenible nivel de interinidad’ que está soportando el sistema educativo en Cantabria, según los propios datos de la Consejería, que se acerca cada vez más al 40%, CCOO, STEC y UGT en Cantabria han constituido una plataforma de reivindicaciones para la mejora del sistema de acceso a la Función pública docente.

La propuesta, que ha sido registrada en la Delegación del Gobierno en Cantabria, se ha dirigido al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que es donde se tiene que negociar el real decreto que regula el sistema de oposición a la docencia. Así mismo los sindicatos han instado al consejero Francisco Mañanes a que la defienda en las negociaciones con el Ministerio.

Los sindicatos recogen entre sus reivindicaciones que se oferten el mayor número de plazas posible para dar cumplimiento del acuerdo para la mejora de Empleo Público suscrito con el Ministerio de Hacienda, por el cual hay un compromiso de rebajar la tasa de interinidad al 8%.

Según denuncian CCOO, STEC y UGT: “en Cantabria la tasa de interinidad supera el 37%, casi 3000 de los 7000 docentes de la región son interinos”, “para dar cumplimiento de este acuerdo, y según cálculos estimados, el sistema educativo necesita la oferta de 600 plazas anuales en el periodo 2018 a 2022 en nuestra región”.

La plataforma reivindicativa recoge la necesidad de general una coordinación real y efectiva entre todas las comunidades autónomas, para que las convocatorias de los distintos cuerpos sean coincidentes, evitando así el tan temido efecto llamada.

En cuanto a la fase oposición los sindicatos firmantes solicitan que las distintas pruebas de la fase de oposición no sean eliminatorias, de modo que se establezcan los principios de evaluación global de toda la prueba de acceso, para que todas las personas puedan demostrar su capacidad pedagógica en la parte del examen que es más práctica, y tiene mayor vinculación con el trabajo del aula, como es la presentación y defensa tanto de la programación didáctica como de la unidad.

Presentada la propuesta, los sindicatos firmantes han querido resaltar la necesidad de llegar a acuerdos que hagan avanzar en la consecución de la mejora del sistema educativo, considerando la estabilidad de las plantillas docentes como un elemento de calidad.

“Esta propuesta, consensuada por la mayoría de sindicatos con presencia en la Junta de Personal Docente, manifiesta la capacidad de trabajo y disposición al diálogo de la representación sindical, por lo que esperamos una respuesta a la altura por parte de la administración ante este tema que afecta a toda la comunidad educativa”.