El centro y el valle de Villaverde estarán el sábado en aviso naranja por nieve

Liébana y la Cantabria del Ebro tendrán activado el aviso amarillo por el mismo fenómeno

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria aconsejan extremar las precauciones en el centro de la región y el valle de Villaverde, ante la activación por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) del aviso naranja por nieve.
Este nivel estará vigente entre las 06:00 horas y las 18:00 horas de mañana. Se prevén para este periodo espesores que pueden alcanzar los cinco centímetros, y que se empezarán a acumular por encima 700-800 metros subiendo la cota a los 1.000 metros. Por encima de esta altitud puntualmente se acumularán más de 10 centímetros.
En la misma franja horaria Liébana y la Cantabria del Ebro tendrán activado el aviso amarillo por el mismo fenómeno. Los espesores previstos para estas zonas alcanzarán los ocho centímetros que, también, se empezarán a acumular por encima de 700-800 metros subiendo la cota a 1.000 metros.

Aviso amarillo por costeros

Entre las 09:00 y las 18:00 horas del sábado, Cantabria estará también en aviso amarillo por fenómenos costeros adversos, por la previsión de viento del oeste de fuerza 7.

Recomendaciones

Por la previsión de nieve, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomiendan evitar la utilización del coche si no es imprescindible en las zonas afectadas por la nieve; solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica; en caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno y ropa de abrigo. Se insta también a prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada, especialmente al amanecer y al anochecer.
Por la llegada de fenómenos costeros adversos se recomiendan cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos exteriores que puedan caer a la calle y provocar un accidente; alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse; evitar pasar por zonas boscosas, edificaciones en construcción o en mal estado, y extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera.
Además se insta a la población a alejarse de malecones, playas, espigones y de otros lugares próximos a la línea de costa; evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje; y respetar en todo momento los cordones de seguridad y los vallados habilitados por las autoridades pertinentes.
Ante cualquier situación complicada se debe llamar al 112 lo antes posible, indicando la localización para proceder a evaluar la situación e iniciar el procedimiento de rescate o ayuda en el caso de que sea necesario.