Cerca de 3.000 escolares han participado en el programa de educación en igualdad del Ayuntamiento

 
Prácticamente la mitad del alumnado de Santander de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de Secundaria han asistido a las representaciones teatrales de la obra “Un día cualquiera”.

Un total de 2.750 escolares de 33 colegios de Santander han asistido a las representaciones teatrales de la obra “Un día cualquiera”, una iniciativa que ha puesto en marcha la Concejalía de Familia, Bienestar Social e Igualdad dentro de su programa de educación en igualdad. El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, asistió hoy a la clausura de esta actividad, con la que se ha tratado de sensibilizar a la población escolar sobre la importancia de vivir las relaciones personales en respeto e igualdad en la familia y el hogar.

En total, la compañía Escena Miriñaque ha realizado 10 representaciones de la obra “Un día cualquiera”, que muestra la vida de una familia tipo, formada por un matrimonio con dos hijos y una hija, y plantea situaciones cotidianas que tienen que ver con las relaciones entre los miembros de la familia y el papel de la mujer en el ámbito familiar.

Casi la mitad de los escolares de Santander con edades comprendidas entre 9 y 13 años han asistido a ver esta obra que se ha representado en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander a lo largo de dos semanas, en dos sesiones diarias: de 10.00 a 11.00 horas y de 11.30 a 12.30 horas. Al finalizar la actuación se entregó a los alumnos un cuestionario que sirvió para que reflexionaran y analizaran su familia y ver si aprecian o viven situaciones de desigualdad y también para que el Ayuntamiento tenga un conocimiento más aproximado a la percepción de los niños de Santander acerca de la vida en familia y las relaciones que en ella se llevan a cabo.

Con estas representaciones teatrales, dirigidas a escolares de 5º y 6º de Primaria y de 1º y 2º de Secundaria, la Concejalía de Familia, Bienestar Social e Igualdad continúa la línea de trabajo que ha hecho al Ayuntamiento de Santander merecedor del premio, en la categoría de educación, del IV Certamen de Derechos de la Infancia, organizado por UNICEF y la FEMP.