Comienza el asfaltado ecológico de la avenida del faro

Comienza el asfaltado ecológico de la avenida del faroEl Ayuntamiento de Santander ha comenzado a extender el asfalto ecológico diseñado por el Grupo de Investigación de Tecnología de la Construcción (GITECO) de la Universidad de Cantabria y la empresa constructora COPSESA en la Avenida del Faro, campo de pruebas del Proyecto Greenroad.
Así lo anunció el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien recordó que se trata de un proyecto financiado en el marco de la convocatoria europea “LIFE+”, el único instrumento financiero de la UE dedicado de forma exclusiva al medio ambiente, que tiene como objetivo mejorar la sostenibilidad del sector de la construcción, concretamente de las infraestructuras viarias, a través de la puesta en práctica de iniciativas sostenibles.
En este sentido, hizo hincapié en que lo que persigue esta iniciativa es demostrar la viabilidad técnica y económica de utilizar más del 90 por ciento de productos reciclados a la hora de producir asfalto para la construcción o renovación de carreteras.
“A través de este proyecto se desarrollan y validan mezclas asfálticas ecológicas producidas a partir de escoria negra procedente de la fabricación de acero (en este caso de la Global Steel Wire de Santander), residuos del fresado de las propias carreteras y betún modificado con neumáticos fuera de uso”, concretó el edil, quien añadió que, además de minimizar la cantidad de los recursos naturales utilizados como materia prima, se pretende reducir las temperaturas requeridas durante el proceso de producción de las mezclas asfálticas, así como el consumo de energía.
Díaz hizo hincapié en que el objetivo final del Proyecto Greenroad es comprobar el rendimiento técnico de estas mezclas asfálticas en ambientes reales, como la Avenida del Faro, con el fin de demostrar los beneficios ambientales y económicos de la utilización de estos residuos en la producción de asfalto.
El responsable de Infraestucturas, Urbanismo y Vivienda incidió en que se han diseñado 3 tipos distintos de mezcla en laboratorio -continua, discontinua y porosa-, que se extenderán en tres tramos distintos de la Avenida del Faro, de aproximadamente 300 metros de longitud cada uno de ellos, lo que supone una superficie total de 10.800 metros cuadrados: el primero, entre la glorieta de Los Agustinos y el cruce con la calle Valdenoja, a la altura de la Mutua; el segundo desde este punto hasta el cruce con la calle Autonomía y el tercero y último, desde aquí hasta el cruce con la calle Inés Diego del Noval.

Reordenación de la zona
“En los próximos días finalizará el extendido del asfalto ecológico, al igual que los trabajos de reordenación y renovación que se han venido ejecutando en el primero de los tres tramos, el que va desde la glorieta de Los Agustinos hasta el cruce con la calle Valdenoja, ya que se trataba de una zona donde las aceras eran muy estrechas y estaban muy deterioradas.
“El proyecto no acaba una vez finalizadas estas obras, puesto que, una vez extendidas los tres tipos de mezclas asfálticas ecológicas, lo que se va a hacer es comparar su comportamiento con las mezclas convencionales, de tal manera que se llevará a cabo una evaluación técnica y económica, se cuantificarán las mejoras ambientales del proyecto y su impacto sobre el entorno social, y se analizará el ciclo de vida de estas mezclas, comparando su impacto medioambiental frente al asfalto convencional”, resaltó el edil.
Asimismo concluyó que se trata de una nueva inversión productiva impulsada por el equipo de gobierno del Consistorio santanderino, financiada en un 50 por ciento por la UE, que reúne muchas singularidades, ya que no sólo es fruto de la colaboración público-privada, con una participación activa de nuestra Universidad de Cantabria, sino que, además, es un proyecto de I+D+i, un campo en el que Santander pretende destacar como ciudad inteligente e innovadora, reforzando así su papel como laboratorio de pruebas a tamaño real, que sirve de referencia para proyectos innovadores.