Desarticulado un “punto negro” de venta de marihuana en Santander

 

  • Cultivaban la marihuana en Boo de Guarnizo

Desarticulado un “punto negro” de venta de marihuana en SantanderEfectivos de la Brigada de Estupefacientes de la Policía Nacional, detuvieron el pasado día 20 a cuatro personas que responden a las iniciales L.A.O.R., y
R.P.R., ambos de 25 años; y a L.D.D.M., y C.A.O.V., de 34 años, como
los presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.
En las investigaciones realizadas por el Grupo de Estupefacientes, iniciadas a principios del mes de Junio, detectaron una actividad sospechosa e inusual alrededor de un piso situado en la calle Cervantes, lugar donde reside L.A.O.R., y su compañera sentimental R.P.R., lugar al que acudían numerosas personas para abastecerse de “marihuana”.
Dicha distribución se producía en el interior del piso, donde la droga era
suministrada en bolsas con auto-cierre conteniendo en su interior la sustancia estupefaciente.
En posteriores gestiones investigativas, se localiza una segunda vivienda en la localidad de Boo de Guarnizo, donde C.A.O.V., y su pareja L.D.D.M., cultivaban y trasladaban este derivado del cannabis, que posteriormente se distribuía en la ciudad de Santander.
En los registros practicados con autorización judicial, se intervinieron en ambos domicilios 200 gramos de cogollos de marihuana, dieciséis plantas de esta sustancia con un peso total de 1.200 gramos, 745 Euros, así como todos los efectos e instrumental necesario para el cultivo de las plantas y que en este caso contaban con útiles que favorecían el rápido crecimiento de la marihuana, obteniendo grandes cantidades en cortos espacios de tiempo.
Tras estas detenciones se da por desarticulado un punto de venta de droga en lugares céntricos de esta ciudad y que había originado la lógica alarma social entre los vecinos y los comerciantes de las zonas afectadas.
L.A.O.R., R.P.R., ambos con antecedentes y L.D.D.M. y C.A.O.V., que carecían, fueron puestos a disposición judicial.