Díaz Tezanos hace un llamamiento a las diputadas y diputados cántabros para que rechacen la reforma de la ley del aborto

  • La socialista asegura en un comunicado que el PSOE “dará la batalla” para que se retire una ley que atenta contra la libertad, la dignidad y la salud de las mujeres españolas

La secretaria general del PSC-PSOE y portavoz parlamentaria, Eva Díaz Tezanos, ha afirmado que su partido “dará la batalla hasta el último minuto” para que el Gobierno “dé marcha atrás” y “retire inmediatamente” el anteproyecto de reforma de la ley orgánica de la legislación sobre salud sexual y reproductiva y la interrupción voluntaria del embarazo. Así, mañana lunes el Pleno del Parlamento de Cantabria debatirá una proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario Socialista en la que se pide que se inste al Gobierno de España en este sentido.

Díaz Tezanos ha afirmado que el PSOE “no va a parar” hasta que el Gobierno de España “entienda” que los socialistas, “junto a la mayoría de la sociedad española”, no consentirán que el país “retroceda en derechos y libertades” con la aprobación de una ley “que atenta contra la libertad, la dignidad y la salud de las mujeres españolas”. “No vamos a ser las mujeres españolas quienes perdamos”, ha asegurado.

La líder de los socialistas cántabros ha hecho un llamamiento al resto de fuerzas políticas del arco parlamentario, “principalmente a las diputadas presentes en la cámara el lunes”, para que apoyen la iniciativa de retirar la reforma votando “en conciencia con el sentir de los ciudadanos a los que representan” y dejando “su moral privada acotada a su vida privada y fuera de su labor representativa”.

En este sentido, Díaz Tezanos ha afirmado que “la sociedad española rechaza de forma aplastante esta reforma”. “La ciudadanía de este país no cuestiona hoy el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad”, ha dicho. “Ese derecho solo lo cuestionan la jerarquía eclesiástica, una minoría del PP y la extrema derecha de este país”. De hecho, ha recordado que “cuando el ministro Gallardón anuncia esta contrarreforma”, una encuesta reflejaba que el 81% de los ciudadanos se mostraba contrario a la misma y que de ellos, “el 65% se declaraban votantes del PP y el 64%, católicos”.

La socialista ha remarcado que el rechazo a esta reforma también “es unánime a nivel político, entre los grupos y partidos de la oposición e, incluso, en las propias filas del Partido Popular”, y ha reiterado que la “frontal oposición” de los socialistas a la misma se llevará hasta sus últimas consecuencias, “con la retirada de esta ley indigna cuando volvamos al Gobierno”. “Ahora, es el Partido Popular el que tiene que decidir si, de nuevo, se posiciona frente a las mujeres y a la sociedad organizada”.

“Con este proyecto de reforma, el PP pretende acabar con la ley de plazos y con la libertad de decidir de las mujeres, que la actual normativa reconoce, y volverlas a someter al dictado y la decisión de otros”, ha afirmado. “El Partido Popular está dispuesto a imponer su ideología frente a la voluntad de la mayoría social de España, creando un problema donde no lo había”, con la aprobación de una norma “por la cual las mujeres ya no podrán decidir, prohibiendo y penalizando en la practica la interrupción voluntaria del embarazo”.

“Con esta norma se creará una enorme inseguridad jurídica, no solo hacia las mujeres, sino también hacia los profesionales que atiendan a estas”, ha asegurado, para recordar que con la ley del 85, “más avanzada que esta”, también existía cierta inseguridad jurídica “y se llegó a perseguir a mujeres y profesionales sanitarios, llegándose a interrogar a muchas mujeres que habían actuado conforme a la ley”.

Además, Díaz Tezanos ha remarcado que esta reforma “el PP quiere volver a establecer diferencias entre dos clases de mujeres, de primera y mujeres de segunda”. Las primeras “podrán pagar el viaje y los gasto para poder abortar libre y legalmente, con todas las garantías sanitarias, en cualquiera de los países de Europa que tienen una ley como la que actualmente tiene España”. Mientras, las mujeres que no dispongan de medios económicos “volverán a tener que recurrir a abortos clandestinos, como si fueran delincuentes, y con grave riesgo para su salud”. “Las mujeres españolas abortarán, si así lo deciden, diga lo que diga esta nueva ley, eso sí, a partir de su implantación lo harán desprotegidas, en la clandestinidad y poniendo en riesgo su salud y su vida”.

Para finalizar, Díaz Tezanos ha manifestado que, a la hora de votar la iniciativa socialista, los diputados y diputadas cántabros atiendan a que todos los pronunciamientos públicos por parte de organizaciones sociales, desde los ámbitos social, sanitario y científico, así como un amplio movimiento ciudadano, “van en la misma dirección, la oposición a esta reforma”. Ha recordado, así mismo, que “también es rechazada desde el ámbito internacional”, contando con “un explícito rechazo, a iniciativa del PSOE, en la Unión Europea en un pronunciamiento tan mayoritario como inédito, tanto en el Parlamento Europeo como en el Consejo de Europa”.

“De hecho, el rechazo a que España experimente un retroceso de décadas, quitando derechos y libertad a las mujeres, es de tal magnitud en Europa que se ha visto reflejado en las más prestigiosas cabeceras de la prensa europea, incluidas las más conservadoras”, ha afirmado.