El alcalde reivindica la contribución de la ganadería al desarrollo de Santander y Cantabria

El alcalde reivindica la contribución de la ganadería al desarrollo de Santander y CantabriaEl alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha reivindicado hoy, en la inauguración de la exposición conmemorativa del 30 aniversario del Monumento a la vaca, la contribución de la ganadería al desarrollo de Santander y Cantabria.

De la Serna aseguró que Santander no renuncia a sus orígenes, ni a su pasado, ni a su condición de capital de una comunidad autónoma en la que el sector primario y, especialmente la ganadería, ha tenido un importante peso específico.

Este monumento, obra de Manuel Cacicedo, lleva tres décadas homenajeando merecidamente a las vacas y los ganaderos de Santander ya que su trabajo supuso y supone una notable contribución al desarrollo de la economía local y regional”, afirmó el regidor municipal.

En este sentido, el alcalde afirmó que el Ayuntamiento estudia la posibilidad de recuperar la pasá de ganado que hace al menos tres décadas recorría Santander desde el parque de Morales hasta la Magdalena. “puesto que la modernidad y la innovación de la capital cántabra no están reñida con las tradiciones y es siempre es bueno recordar de dónde venimos”.

Durante su intervención en el acto, celebrado un abarrotado Parque del Doctor Morales, conocido también popularmente como el Parque de la vaca, De la Serna recordó y agradeció a los ganaderos su trabajo diario que, según dijo, no conoce ni domingos, ni festivos, ni vacaciones.

De la Serna recorrió la exposición organizada con motivo de la celebración del 30 aniversario al monumento a la vaca, que reunió en Santander a 110 ejemplares de las 11 razas de vacuno que hay en la región -pasiega, charolesa, frisona, blonde de aquitania, tudanca, pirenaica, parda de montaña, limusin, asturiana de la montañana y de los valles y monchina- y una pareja de bueyes tudancos.

Cada una de las razas contó con un recinto propio, en el que los visitantes pudieron ver hasta diez reses de cada una de ellas, y conocer, a través de unas fichas explicativas cuestiones relativas al origen de la raza, sus características morfológicas o el sistema de explotación.

La muestra, organizada por el Ayuntamiento de Santander, el Gobierno de Cantabria y las asociaciones de razas de vacuno de la región, también contó con 25 puestos de artesanía, que sirvieron para recordar que tras cada queso, cuajada, sobao o quesada hay un artesano santanderino o cántabro.