Cantabria

El delegado del Gobierno entrega dos vehículos con equipos de alcoholemia a los ayuntamientos de Santander y Astillero

Agustín Ibáñez destacó que ya son diez los municipios cántabros que cuentan con etilómetros cedios por Tráfico

El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, destacó hoy en la entrega de dos vehículos dotados con equipos para el control de alcoholemia a los ayuntamientos de Santander y Astillero, que se va a seguir fortaleciendo la lucha contra la conducción bajo los efectos del alcohol contando con la participación de las policías locales.

El delegado del Gobierno estuvo acompañado del Fiscal de Sala de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas; del alcalde de Astillero, Carlos Cortina; del concejal de Santander, Eduardo Arasti; la fiscal de Seguridad Vial de Cantabria, Felicidad Andrés; del jefe Provincial de Tráfico, Serafín Sánchez; del coronel jefe de la Guardia Civil de Cantabria, Justo Chamorro y del capital del Subsector de Tráfico de Cantabria, Lorenzo Bárez.

Agustín Ibáñez señaló que el Gobierno de España, a través de la Dirección General de Tráfico (DGT), va a continuar fortaleciendo la lucha contra la conducción bajo los efectos del alcohol, que sigue siendo uno de los factores de riesgo desencadenantes de accidentes graves y un objetivo preferente dentro de los servicios de control realizados por los agentes del Subsector de Tráfico.

Manifestó también que el esfuerzo realizado hasta ahora ha sido muy grande tanto con medidas preventivas y campañas informativas como con otras normas coercitivas que se han aplicado con la reforma del Código Penal.

Esto ha dado lugar a que el año pasado se realizaran en Cantabria por los agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil más de 175.000 pruebas de alcoholemia, de las que menos del 1% resultaron positivas. Sin embargo, en el año 2004 en los controles preventivos realizados, que fueron menos de la mitad de los realizados el año pasado, el porcentaje de positivos superaba el 2%.

También significó que “se está ganando una batalla más importante que es la concienciación de la mayoría de la sociedad, que está convencida de que nadie debe conducir bajo el efecto de bebidas alcohólicas”.

El delegado del Gobierno manifestó que la entrega de los dos vehículos “quiere dejar patente que cualquier política de prevención de accidentes de tráfico tiene que contar con la participación de otras administraciones, especialmente de los ayuntamientos, a través de sus policías locales”.

Añadió que la reducción de los controles con resultado positivo en la región también tiene que ver con el trabajo que llevan a cabo los policías locales de muchos municipios, que no sólo prestan una extraordinaria colaboración sino que están especialmente sensibilizados sobre la importancia de este problema.

Por último agradeció la labor que el Ayuntamiento de Santander viene realizando en este sentido “y que nos permite actuar conjuntamente y coordinar los dispositivos”.

Con la entrega de estos dos vehículos son ya diez los municipios de Cantabria que cuentan con equipos para realizar los controles de alcoholemia cedidos por la Dirección General de Tráfico

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria