El director del INICO apuesta por recuperar medios para avanzar en la inclusión de las personas discapacitadas

  • Más de 75 alumnos participan hasta el jueves en un seminario sobre discapacidad en la sede de los Cursos de Verano de la UC de Los Corrales de Buelna

cantabria_diario_fotografias3745

Los Corrales de Buelna, 29 de junio de 2015.- El director del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO), Miguel Ángel Verdugo, ha apostado hoy por recuperar medios, tanto económicos como personales y profesionales, para conseguir verdaderos avances en la inclusión social de las personas discapacitadas, tras los últimos años en los que, sobre todo la política pública educativa, ha sido “fatal y agresiva”.

Este catedrático de la Universidad de Salamanca codirige, junto al profesor de la Universidad de Cantabria, José Antonio del Barrio, desde hoy y hasta el jueves el seminario ‘Avances en intervención en discapacidad’ que acoge la sede de los Cursos de Verano de la UC de Los Corrales de Buelna y en el que participan más de 75 alumnos.

Para Verdugo, “los recortes” que se han producido en los últimos años, especialmente en el ámbito de la educación inclusiva, han sido “tan radicales” que han reducido el número de profesores de apoyo y han incrementado la ratio de la aulas, lo que supone “despreciar” al 20 por ciento de la población que tiene dificultades, no solo de discapacidad, sino también de aprendizaje, sociales o de inserción.

Por ello, consideró en declaraciones a los medios que “queda mucho por hacer” para llevar a cabo la inclusión o integración de estas personas, como “volver a situaciones” de apoyo, recursos, programación y planificación. Y es que, en su opinión, los gobiernos, que deberían planificar y evaluar resultados, “no lo están haciendo”.

Si crees en la inclusión, hay que planificarla, valorar resultados y ver dificultades porque son cambios sociales que requieren control de los procesos y de evaluación de la situación real. Si no, simplemente se está utilizando la inclusión como palabra bonita”, aseveró.

A su juicio, “hemos ido para atrás en los últimos años”, con un descenso del “énfasis” y de los compromisos de la política pública, que “va lenta” frente a las organizaciones y colectivos que trabajan en este ámbito, que “van más avanzadas”.

Verdugo, que puso en valor la “buena” y “muy potente” base de organizaciones que hay en Cantabria, aseguró que los profesionales avanzan en los procesos de cambio, “con dificultades pero lo hacen”, y opinó que a la política pública “se le ve más torpe ahí”.

Además, señaló que los colectivos dependen de los recursos públicos y si la financiación pública “se reduce, recorta o no está activada” con una finalidad de avance de derechos y de avance inclusivo, esta situación repercute “negativamente”, porque, según dijo, a las organizaciones “les dificulta los avances que proponen y a los profesionales les cortas las alas de iniciativas que pueden hacer”.

Acto de inauguración

En el acto de inauguración, celebrado esta mañana, participaron también el director de los Cursos de Verano de la UC, Manuel Estrada; el concejal del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, Ignacio Argumosa; los directores de este seminario, José Antonio del Barrio y Miguel Ángel Verdugo; y Antonio Ruiz y Tomás Castillo, en representanción del CERMI y AMICA, respectivamente.

Según destacó Antonio Ruiz, este seminario es una “magnífica” oportunidad para la transmisión de conocimiento y para el encuentro entre personas y colectivos que trabajan por las personas con discapacidad y resaltó que éstas “no son ya objeto, únicamente, de labores de rehabilitación sino que lo que se pretende es que sean ciudadanos de pleno derecho, con el desarrollo de actuaciones que tengan como finalidad su inclusión social”.

Por su parte, el director gerente de AMICA, aseguró que el momento actual es “revolucionario” dado que “nos estamos encontrando con la persona y no con el discapacitado” y, en su opinión, se está produciendo un cambio de paradigma “radical” en la visión de este tipo de personas “que pueden y deben ejercer derechos” y como “personas llenas de capacidades donde antes sólo veíamos limitaciones”.

Además, consideró que el nuevo reto profesional, ante el cambio de modelo que se está produciendo, es “pasar de la intervención al acompañamiento y al apoyo” de la persona con discapacidad “para que pueda incorporarse a la sociedad como uno más”, y por ello abogó por un cambio que, bajo su criterio, también debe producirse, “y mucho”, dentro de las organizaciones que trabajan en este ámbito.