El Gobierno aprueba la creación de dos Casas de Cantabria en Chile

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha firmado sendas órdenes de reconocimiento como comunidades cántabras de dos nuevas Casas regionales en Chile, en las ciudades de Viña del Mar y Temuco, donde residen cerca de 150 cántabros con interés de difundir nuestra cultura y tradiciones.

Tras estas resoluciones, que se publicarán en los próximos días en el Boletín Oficial de Cantabria, se procederá a la inscripción de ambas entidades en el Registro de Comunidades Cántabras. Con ello, la familia de las Casas de Cantabria alcanza los 30 centros, de los que 11 se encuentran en el extranjero.

Rafael de la Sierra ha resaltado el compromiso del Gobierno de Miguel Ángel Revilla por impulsar la actividad de las Casas de Cantabria en todo el mundo, lugares que, como en el caso de las de Chile, “promocionan la integración de la comunidad cántabra en sus respectivos territorios y facilitan el desarrollo, la comunicación y la vida en hermandad entre los pueblos”.

De hecho, el consejero ha explicado que la apuesta del Gobierno regional por las Casas se ha evidenciado con la creación de estas dos entidades, que ya en 2011 comenzaron su actividad y solicitaron entonces su reconocimiento como comunidad cántabra, lo que se ha tramitado de forma inmediata ahora, tras el cambio de gobierno.

El actual Gobierno de Cantabria tiene el firme compromiso de reactivar el espíritu de unión y relación permanente con sus Casas regionales, entidades que trabajan como verdaderas embajadas allí donde se implantan”, ha indicado.

En este sentido, el consejero ha destacado la importancia de las nuevas instituciones regionales en Chile, como “principales receptoras y mediadoras” de la necesidades de los cántabros en el país suramericano.

La Colectividad Cántabra de Chile se encuentra en la ciudad de Viña del Mar, en la región de Valparaíso y desde su nacimiento cuenta con cerca de un centenar de socios y un amplio programa de actividades. Su junta directiva está presidida por María Angélica Peralta.

El segundo de los centros es la Corporación Casa de Cantabria en Chile y se encuentra en la ciudad de Temuco, en la región de Araucania. Cuenta con 56 socios.

El impulsor de su creación es el actual presidente del centro, Eduardo Díaz de Herrera, descendiente directo de José Antonio Pérez García, emigrante cántabro nacido en Colindres, y autor de ‘Historia General Eclesiástica, Militar y Civil del Reyno de Chile’, considerada como la primera historia general del país y fundador de una de las familias que participó activamente en varios acontecimientos históricos de Chile.

Once centros en América

Con el nacimiento de ambos centros en Chile, son once las Casas de Cantabria en América. Funcionan tres centros cántabros en Cuba, dos en La Habana y otro en Camagüey. Otras dos Casas, en Argentina, localizadas en Buenos Aires y Rosario. También, los cántabros y sus descendientes se han agrupado en el continente americano en las Casas regionales de México, Miami, Guatemala y Venezuela.

América, junto a Andalucía, fueron desde el siglo XVI y hasta comienzos del siglo XX en diferentes etapas los destinos preferidos por los emigrantes cántabros debido a la expansión marítima y la apertura de las rutas comerciales con el continente.