El Gobierno deja libre la pesca de cangrejo señal en el río Ebro y el embalse

La Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural ha planteado al Consejo Regional de Pesca que la captura del cangrejo señal, conceptuada como especie invasora, pase a ser libre en 2014 en todo el río Ebro aguas abajo del embalse, así como en el propio pantano. De esta forma, desaparecen los cuatro cotos establecidos tradicionalmente (Ruerrero, La Ferrería, Quintanilla de An y Bárcena de Ebro). Además, se ampliará la campaña en un mes, que irá del 1 de julio al 15 de octubre, si bien se mantiene una limitación en el uso de reteles (seis por pescador y día) y la obligación de sacrificar los ejemplares pescados antes de su traslado. No habrá cupo ni talla mínima.

 

Fue la principal resolución acordada en el seno del Consejo Regional de Pesca, reunido el martes bajo la presidencia de la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural Blanca Martínez, que determinó un pequeño adelanto en el arranque de la campaña de salmón: la veda se abrirá el último domingo de abril y no el 1 de mayo, como era tradicional. La razón del cambio es el acuerdo con Asturias para el tramo compartido del Deva, que la Consejería ha decidido extender a todas las cuencas salmoneras de Cantabria por razones de coherencia en la normativa y porque no afecta de forma relevante a los criterios básicos de gestión del salmón.

 

Se mantienen igual que en 2013 los Total Admitidos de Capturas (TAC) en todas las cuencas salmoneras: Asón (25 ejemplares), Pas (20 ejemplares), Nansa (15 ejemplares) y Deva (20 ejemplares, cifra en la que no computan los salmones capturados en el tramo compartido con Asturias). Ese cupo anual se ampliará automáticamente en Asón (5 ejemplares) y Nansa (5 ejemplares) si se alcanza o supera el 50% del cupo anual con fecha de 1 de junio. Respecto a los cupos por pescador y día, permanecen invariables: un salmón por pescador y día, y tres ejemplares por pescador y temporada.

 

En cumplimiento también de los acuerdos adoptados con el Principado de Asturias en el tramo compartido del Deva, en 2014 desaparece el coto salmonero de La Reguera en dicho tramo. Además, el Consejo resolvió vedar la trucha en los cotos salmoneros de Batuerto y Cuende (Asón), Puente Viesgo y Covanchón (Pas), Olios y Béjar (Nansa) y, finalmente, Matadero e Infierno, en el Deva.

 

Con respecto a la trucha, la novedad más importante que incluirá la próxima orden que regulará la pesca en aguas continentales tiene que ver con las fechas de cierre en los tramos salmoneros: se abrirá el 18 de mayo y se cerrará el 31 de julio; hasta el año pasado había determinados tramos en los que se cerraban anticipadamente el 30 de junio. De igual modo, se establece un sistema rotatorio para los cotos de trucha en los que se permite el cebo natural, en lugar de mantener siempre los mismos tres cotos todos los años. Por acuerdo de todos los miembros del Consejo, para el año 2014 los únicos cotos trucheros en los que se permite el cebo natural serán Iguña (en el Besaya), Regules (Gándara) y Cabuérniga (Saja).

 

También con acuerdo de todas las sociedades colaboradoras, se establecerá la prohibición del uso de cucharilla de tres anzuelos en los cotos trucheros con mayor presencia de pintos de salmón para protección de esta especie: Arredondo (Asón), Puente del Diablo (Pisueña), Riolangos (Pas), Lebeña (Deva), Somahoz (Besaya) y Magdalena (Magdalena).

 

Coto de pesca sin muerte

 

El Consejo Regional de Pesca aprobó, a solicitud de una sociedad colaboradora apoyada por la alcaldesa de Los Tojos, la creación de un nuevo coto truchero de pesca sin muerte en el río Argoza, dividiendo el actual coto de Bárcena Mayor en dos nuevos cotos: el coto de Correpoco, que seguirá siendo un coto tradicional, y el coto de Bárcena Mayor que será coto de pesca sin muerte.

 

Además, se eliminará el vedado del río Pisueña que discurre entre la desembocadura del Pas hasta la confluencia con el río Socobio, así como se vedan todos los afluentes del río Gándara.

 

 

Por último, el Consejo valoró positivamente la modificación de Ley de Pesca para eximir de la obligatoriedad de tener licencia de pesca cuando se pesque en zonas de pesca intensiva declaradas como tales.