El grupo municipal socialista subraya que el PP ascendió a los seis empleados contra el criterio de los técnicos

La sentencia del Supremo deja claro que fue una decisión política, no técnica, puesto que los informes no argumentan los ascensos
El portavoz del grupo municipal socialista, José Emilio Gómez, responde al equipo de gobierno del PP que el ascenso de los seis empleados municipales se hizo a dedo y fue una decisión política, como prueba el hecho de que la sentencia destaca que en el expediente no se justificaba dicha actuación.

El responsable municipal del PSOE matiza que fue una decisión política y no técnica. “El PP ascendió a estos seis empleados municipales de forma caprichosa, en función de intereses políticos y no técnicos, y por ello se adjudicaron nuevos puestos de trabajo sin convocar concurso, como obliga la Ley”, asevera.

En este sentido, considera inadmisible que el alcalde culpe de la ilegalidad a los técnicos municipales, cuando los propios empleados municipales han llevado el caso a los tribunales. “Ahora, el alcalde echa nuevamente la culpa a los funcionarios municipales, como hace cada vez que los tribunales censuran actuaciones políticas. Es una actitud que evidencia una grave falta de respeto hacia la profesionalidad de los funcionarios municipales, una actitud que no se puede tolerar”, advierte. “El alcalde no puede eludir su responsabilidad acusando a otros de sus errores”, añade.

Por último, José Emilio Gómez reitera que dada la gravedad de la resolución judicial del Supremo el alcalde está obligado a dar explicaciones, no a echar balones fuera. Por ello, consideramos que tiene que explicar por qué ascendió a los empleados a pesar de que los informes técnicos no lo justificaban. Esa es la pregunta a la que debe dar respuesta”, concluye.