Cantabria

El Juzgado de lo Mercantil acuerda la liquidación de GFB

  • Después de que la Junta de Acreedores no se constituyera por falta de quórum por falta de quórum
  • En quince días la administración concursal presentará el plan de liquidación

La titular del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Santander ha dictado este viernes el auto de apertura de la fase de liquidación de la empresa GFB, después de que en el día de ayer no fuese posible la constitución de la Junta de Acreedores que debía votar el convenio de viabilidad por falta de quórum.

La magistrada procede de oficio a la apertura de la fase de liquidación, suspende las facultades de administración y disposición de GFB sobre su patrimonio y declara la disolución de la compañía, así como el cese de sus administradores, que a partir de ahora son sustituidos por la administración concursal que forman el abogado Juan Carlos Sánchez Girón y el también abogado y economista Manuel de la Fuente.

Además, se establece un plazo de quince días para que los administradores concursales presenten un plan de liquidación. Una vez que lo hagan y tras dar la posibilidad de que se presenten alegaciones al mismo, la magistrada resolverá mediante auto la forma en que se llevará a cabo la liquidación.

La liquidación de la compañía supone vender todos sus activos, con el objetivo prioritario de que la venta de la fábrica se produzca como una unidad empresarial para que pueda desarrollar su actividad. Se abre, por tanto, el plazo para que los interesados en la misma presenten ofertas de compra.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, esta fase de liquidación también conlleva la apertura de la sección de calificación, que tiene por objeto determinar si ha existido una actuación culpable o negligente que haya motivado la situación de insolvencia de GFB o que haya agravado la misma. Se depuran, de este modo, las posibles responsabilidades de la concursada, de sus administradores o de personas relacionadas con el concurso.

Según el auto dictado hoy, la apertura de la sección de calificación tendrá lugar al aprobarse el plan de liquidación u ordenarse la liquidación conforme a las normas legales supletorias.

En la Junta de Acreedores del jueves, en la que iba a someter el convenio elaborado por GFB con tres posibles soluciones para evitar su venta, se precisaba la presencia de una representación de, al menos, el 50% del pasivo ordinario.

Sin embargo, los siete acreedores asistentes -de los 200 reconocidos por los administradores concursales- sólo representaban, según el listado elaborado por la secretaria judicial como paso previo a la constitución de la Junta, el 3,61%.

De esta forma concluía la fase de convenio, prevista en la Ley Concursal para dar una salida de viabilidad a las compañías que se encuentran en situación de concurso.

El concurso es una vía legal recogida en la Ley Concursal de 2003 que se inicia cuando una persona, física o jurídica, es insolvente y no puede afrontar los pagos a sus acreedores. Entonces, para evitar la multiplicidad de procesos judiciales que sus acreedores pudieran iniciar para reclamar las deudas, se da comienzo a un concurso que agrupa a todos ellos y evita que unos puedan cobrar y otros no.

GFB solicitó entrar en concurso en abril de 2009, y el 27 de ese mes el Juzgado de lo Mercantil lo acordó mediante auto.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria