El PSOE pide una solución “urgente” a todas las obras que De la Serna tiene “paralizadas”

El portavoz municipal socialista recuerda los retrasos en los aparcamientos y en las principales dotaciones sociales, deportivas y culturales proyectadas

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Santander, José Emilio Gómez Díaz, ha pedido este viernes una solución “urgente” a todas las obras que el alcalde, Iñigo de la Serna (PP), tiene “paralizadas”, como los equipamientos deportivos de Monte y Nueva Montaña, además de otras dotaciones sociales y culturales proyectadas.

En una nota de prensa, Gómez ha subrayado que “todos” los proyectos que dependen “directamente” del Equipo de Gobierno del PP acumulan “grandes retrasos”, y ha asegurado que el alcalde “vuelve a dejar tirados” a los vecinos de los nuevos crecimientos urbanísticos como Monte, Peñacastillo y Nueva Montaña.

En este sentido, el portavoz socialista ha señalado la “paralización” del proyecto de centro deportivo previsto en el antiguo campo de fútbol de Monte, o las dotaciones deportivas y de ocio planeadas en Peñacastillo-Nueva Montaña, que se han quedado en infografías “como siempre”, para “caer en el cajón del olvido” del Partido Popular de Santander.

Por este motivo, Gómez ha subrayado la “pésima gestión” de los ‘populares’ al frente del Ayuntamiento de Santander, y ha apuntado que “lo más grave” es que De la Serna “sigue “boicoteando” la salud pública de los santanderinos, al no conceder a la Consejería de Sanidad la licencia para la construcción del Centro de Salud de Nueva Montaña.

El portavoz socialista se ha preguntado de nuevo “qué intereses defiende el alcalde”, porque a su juicio “retrasar sin motivo la construcción de un centro de salud que tiene que atender a 15.000 santanderinos” no responde al “interés general”. Entre los proyectos que “se eternizan” y las obras “iniciadas que nunca acaban”, Gómez ha señalado el “monumento al abandono” que en su opinión supone la carpa “indigna” que “mal cubre” los restos arqueológicos de la antigua muralla medieval bajo la Plaza Porticada. Según el portavoz socialista, “el único análisis posible” para los santanderinos es que “tanta foto que se ha hecho” De la Serna con el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano (PRC), durante esta legislatura “ha servido para absolutamente nada”.

“No hay puesta en valor de los restos de la Porticada, no hay museo de Historia, ni nada de lo prometido por De la Serna y Marcano”, que se han dedicado a “pasarse la mano por el lomo durante toda la legislatura”, por “puro interés personal y partidista”, y “sin frutos” para Santander.

“Tortura” a los vecinos de Mendicouague y Tetuán

El portavoz socialista ha afirmado que De la Serna “tortura” a los vecinos de Mendicouague y Tetuán. En relación a los primeros, ha lamentado la paralización del proyecto que ha dejado a los vecinos “sin parque ni parking”, aunque “lo peor es que ha enfrentado al vecino del 4º A con el del 4º B por “imponer un proyecto que no contaba con consenso alguno”.

Gómez ha recordado además el “enorme retraso” que acumula el aparcamiento de Tetuán, y ha contrastado la actitud “responsable y colaboradora” del PSOE en ese proyecto con el comportamiento “insensato” del alcalde en el Distribuidor de la Marga, que “sigue a buen ritmo como el tiempo ha demostrado”, a pesar de que la obra es “técnicamente la más compleja de todas las que se han acometido en la ciudad”.

“Menos mal que los socialistas pedimos el rescate del concurso a la empresa que había quebrado en Tetuán para que otra constructora pudiera finalizar lo que ya se había empezado”, mientras que, por el contrario, el Equipo de Gobierno del PP “tardó todo un año en actuar” y “ese es el retraso que todavía acumula la obra”, según ha asegurado.

Finalmente, el portavoz del PSOE se ha referido al “calvario” que han tenido que sufrir los vecinos del edificio siniestrado en el incendio de la calle Tetuán, a quienes De la Serna “está poniendo todas las trabas habidas y por haber”, en lugar de “facilitar la rehabilitación del edificio”, con lo que demuestra que “los intereses que defiende no son los de los vecinos”.