El Racing consigue un punto en Valencia (0-0)

Los racinguistas están ahora a seis puntos del descenso

Miguel Ángel Portugal tenía sobrada razón para mostrarse conforme con el trabajo que hizo su equipo en Mestalla. Esta vez sí se mereció la plantilla todos los elogios. El 0-0 final ante el Valencia se quedó, aún, corto, para los puntos que acumularon en su haber los racinguistas. No sólo contuvieron a una delantera del nivel de los Villa, Mata, Silva o Pablo Hernández, sino que completaron una sobresaliente segunda parte. Fue en esta fase cuando el equipo cántabro se mostró fuerte, físicamente, superando al rival, y acumuló sobrados lances de gol para haber anotado el de la victoria.

A pesar de las ausencias el Valencia resultaba temible. La dinamita de su vanguardia obligada a un trabajo sin despistes y generoso en la entrega. Así lo entendió el Racing. De salida tomó el mando de la zona ancha. Colsa y Diop, apoyados en las bandas por Arana y Serrano y con todos los peones bien escalonados buscó la sorpresa. Esta vez no aguardó el ataque levantino, sino que se anticipó. Fruto de esa iniciativa fueron las dudas locales en la retaguardia y la anulación de las opciones chés en su primera línea.

Pero el Valencia era de temer. Por algo estaba a un partido de batir un récord propio pues desde 1943 no conseguía cinco triunfos consecutivos. Los racinguistas, como apuntaba su técnico, volvían a parecerse al equipo deseado del mes de enero. Demostraron ser de los más letales a domicilio y por quinto año consecutivo iban a salir invictos de Mestalla (tres triunfos y dos empates).

Para todo ello hubo que sufrir embates como los de los minutos 18 al 34. En ese periodo los valencianistas retornaban a su nivel ofensivo. Un pase de Baraja a Silva dejó, después, solo a Villa ante Coltorti y el suizo sacó con la mano el remate del internacional español; cuatro minutos después un pase de Pablo Hernández acabó, por la derecha, en las botas de Villa y el asturiano remató al poste, por dentro, sacando Pinillos la pelota de la raya de gol y en el 34 Mata lanzó alto desde su banda izquierda.

En contrapartida el Racing había replicado con coladas de Canales por el ala izquierda y dos pases a los que no llegaron sus compañeros por muy poco. En una tercera oportunidad Tchité peleó la bola, ganó la carrera y remató al lateral de la red. Era la demostración de que se podía. Salvo los citados minutos de avance local, el resto volvió a ser de control cántabro. En especial al comienzo y final de la primera parte. El bloque se sacrificó, hubo apoyos constantes, orden, solidez defensiva y desdoblamientos con peligro.

Durante la segunda parte los aficionados de Mestalla aguardaban el asalto definitivo a la meta del seguro y decidido Coltorti. Ya nadie quería pensar en las bajas de Emery en defensa y centro del campo. Importaba la victoria para ampliar diferencias con el Sevilla. No hay que olvidar que el Valencia es tercero, puesto de Liga de Campeones, y que, por lo tanto, el Racing tenía un reto nada fácil. Suposiciones y nada más que suposiciones, porque a los tres minutos el Racing ya demostró que, además de trabajador, era ambicioso. Diop se fue por la banda derecha y Canales no llegó por poco al remate. Insistían los racinguistas en el quehacer defensivo, solidario en la zona ancha y de contras en ataque. Todo ello se tradujo en un periodo de mínimas oportunidades locales de gol, porque los hombres de Portugal no dejaban ni acercarse a sus rivales al área y más ocasiones de diana en la meta de Moyá. Así, a los 12 minutos Moyá atajó una colada de Arana, Canales remató alto dos minutos después, Tchité golpeó tras un pase atrás y Moyá volvió a demostrar reflejos…

Eran, pues, ocasiones sobradas para certificar que el Racing no se conformaba con la igualada quería más. Portugal decía, más tarde, que no se podía perder en los últimos segundos lo acumulado en más de 80 minutos. Pues bien, el equipo racinguista pareció no atender esas estimaciones y buscó, hasta en el descuento, los tres puntos. Creció en autoconfianza y aseguró, así, un nuevo éxito, y van…, en un Mestalla donde se le teme desde hace años.

El Racing agotó su nuevo paso por la ciudad del Turia con otro éxito que supo a poco, a tenor de los merecimientos. Pero volvió a infundir confianza en sus posibilidades de rendir más y subir a la zona cómoda de la tabla. No hubo secreto. El trabajo en equipo y la entrega hasta fatigar al contrario, fueron las fórmulas. Pero además, hubo fútbol de cierta entidad, contrataques decididos y confianza en que hay mimbres suficientes para entrar con resultados y confianza en el tramo final del campeonato. Cuatro victorias a domicilio, cinco empates y cuatro derrotas, significan el aval para que la afición confíe, y mucho, en los suyos.

Lo más negativo del encuentro fueron las secuelas. Oscar Serrano abandonó en el descanso con un fuerte golpe con herida en el tobillo. Además, Henrique y Pinillos vieron la quinta cartulina amarilla con lo que no podrá jugar el domingo ante el Real Zaragoza.

FICHA TÉCNICA

Valencia: Moyà, Joel, David Navarro, Dealbert, Alexis, Maduro (Fernandes, 71), Baraja, Pablo (Joaquín, m.71), Silva (Domínguez, m.58), Mata y Villa.

Racing: Coltorti, Pinillos, Henrique, Oriol, Cristian, Diop (Lacen, m.83), Colsa, Arana (Toni Moral, m.67), Canales, Óscar Serrano (Munitis m.46) y Tchité.

Árbitro: Turienzo Álvarez, Comité Castellano-Leonés. Amonestó por el Valencia a Maduro y Domínguez y por el Racing a Arana, Pinillos y Henrique. Expulsó por acumulación de amonestaciones a David Navarro (m.86).

Incidencias: Partido con el que se cerraba en Mestalla la jornada número 25 del Campeonato de Liga de Primera División. Asistieron unos 35.000 espectadores en noche fresca. Terreno de juego en buenas condiciones. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los terremotos de Chile y Turquía. El Racing vistió su tercera equipación (camisola mitad azul, mitad roja, colores de las banderas de Santander y Cantabria), pantalón blanco y medias rojas. Portugal siguió el encuentro desde uno de los palcos, al estar sancionado por su expulsión en la fecha anterior. El Racing botó tres saques de esquina por cuatro el Valencia.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia