El Racing golea al Numancia en un plácido domingo

El Racing le endosa una manita a un equipo soriano muy poco numantino en un cómodo partido

screenshot773La afición racinguista acudía al Sardinero en la tarde de hoy con un punto de preocupación en los rostros, con las bajas de Munitis, Marcano y Tchité y el Osasuna a cinco puntos. Y salió del estadio con sonrisa de satisfacción por la goleada endosada al Numancia en una de las victorias más cómodas que se recuerdan en el feudo racinguista en mucho tiempo.
Y eso que las cosas empezaron regular. Muñiz volvía a sorprender a propios y extraños con la titularidad de Moratón en detrimento de Oriol y con la presencia de Pinillos en el lateral izquierdo en detrimento de dos de los tres laterales izquierdos que no estaban lesionados: los defenestrados, ya es oficial, Cristian Fernández y Sepsi. Pero el destino, en forma de duro encontronazo con Pinillos, quiso privar a Moratón de jugar su primer partido completo de la temporada mandándole en el minuto tres a la caseta en camilla siendo sustituido por Oriol.
El Racing creaba, por mediación de Zigic en el minuto seis, su primera oportunidad, y en el minuto ocho el balcánico dejaba el balón para que Moral estrellase el mismo en el meta soriano. Y a los quince minutos de juego, similar jugada: de nuevo Zigic deja el balón, esta vez para Serrano, y el extremo izquierdo racinguista fusila la portería numantina en el primer gol de los cántabros.
En el veinte, Pereira no llega a un buen pase interior que dejaba en evidencia al muy débil sistema defensivo del equipo de Pacheta, y dos minutos después Luccin se estrenaba como goleador del Racing en falta directa desde treinta metros dejando en evidencia al meta Kellemen que no mejora en nada a Juan Pablo.
Serrano, que con espacios y balones adelantados disfruta sobremanera del juego, encontraba autopistas al cielo y en el treinta y dos se colaba hasta la línea de fondo y tiraba de manual de fútbol para regalarle un balón perfecto a Zigic, que sólo tuvo que meter el pie para marcar. El pase de la muerte, se llama desde tiempos lejanos… Los mismos protagonistas para la siguiente película: Serrano estaba enchufado, y disputa un balón difícil de amortizar a no ser que alguien, en este caso Zigic, se aproveche del rechace, como así fue: doblete del gigantón y cuarto para el Racing. Ni el público ni los jugadores se lo creían, cuatro en cuarenta minutos.
Y de nuevo Serrano, jugador del partido se apuntaba a eso del doblete al filo del descanso en jugada de toque del Racing que Oscar remata perfectamente ante la mirada atónita de un Numancia desencajado. Se terminaba así la primera parte con un gran Luccin, catalizador del juego cántabro en ataque; un rápido y certero Óscar Serrano y un hábil Pereira, que si fuera más resolutivo en el área no estaría en el Racing sino en el Liverpool, equipo de moda.
La segunda mitad se esperaba cómoda con todo el pescado vendido, así lo entendieron ambas aficiones que a base de cánticos se hermanaban en la grada ante la poca tensión que generaba un juego que quería ser más activo por parte de los sorianos, que quisieron comprobar si es verdad que el Racing tiene uno de los porteros más en forma de la Liga en los minutos cincuenta y siete y sesenta y uno, respondiendo Toño, nuestra Pantera Rosa que hoy quiso vestirse de negro en los dos casos.
El Racing pausaba más su juego para desatarse más al contraataque: Serrano estrellaba un balón en el larguero quedándose sin el merecido premio del triplete, Zigic no consiguió el suyo en el rebote de casualidad. Al filo de la media hora Pereira, un incordio constante con su habilidad para el Numancia, se plantaba sólo ante el arquero rival y siguiendo el guión de casi siempre estrella el esférico en el cuerpo de Kellemen. A cuatro del final Serrano de nuevo, hambriento de fútbol y goles, contraatacaba por su banda y disparaba cruzado sobre la salida del portero marchándose el balón fuera por poco.
Y la afición soriana nos regalaba entonces uno de los momentos más sanos y divertidos del fútbol español moderno: en un alarde de deportividad, con cinco a cero en contra en el último minuto del partido corearon el este partido lo vamos a ganar dando una lección de alegría y de grandeza de la que pocas aficiones pueden hacer gala: enhorabuena, Soria. El colegiado parece que también les quiso premiar con un rato de sol para la larga vuelta en coche y señaló el final del encuentro sin añadir ni un minuto de tiempo a los noventa reglamentarios: no hacía falta.
En resumen, una victoria muy cómoda para los cántabros ante un rival que concedió muchas facilidades y que sufrirá mucho para conservar la categoría. Treinta y tres puntos en el haber del Racing que dan aire al equipo para el partido de la próxima semana ante un devaluado pero peligroso Valencia y tiempo para seguir recuperando a los lesionados. Un plácido domingo para el Racing.

{xtypo_info}Racing de Santander: Toño; Valera, Moratón (Oriol, min 6), Garay, Pinillos; Pereira, Luccin, Lacen (Canales, min 52), Serrano; Toni Moral (Colsa, min 66) y Zigic.
Numancia: Kellemen; Felipe, Pavón, Boris, Cisma; Guayre (Del Pino, min 35), Dimas, Nagore, Barkero; Goiria (Mario, min 46) y Aranda (Brit, min 67).
Goles: 1-0, min 17. Serrano. 2-0, min 27. Luccin. 3-0, min 32. Zigic. 4-0, min 40. Zigic. 5-0, min 45. Serrano.
Árbitro: Álvarez Izquierdo. Mostró tarjetas amarillas a Nagore, Del Pino, Dimas y Cisma por el Numancia y a Serrano por el Racing.
{/xtypo_info}

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia