Deportes

El Racing no tiene gol

Pese a mejorar en el juego, nueva derrota (0-1) en El Sardinero frente al Deportivo:

La cara del equipo fue bien distinta, eso no hay quien lo dude. El equipo verdiblanco juntó líneas, mostró solidaridad, tocó más y mejor el balón que otras tardes, aumentó el ritmo (sobre todo en la segunda mitad), adelantó la defensa y tuvo ocasiones. Sólo faltó el gol. Enfrente estaba un rival enrachado, al que todo le sonríe, tiene todo de cara; un equipo sólido, unido y con oficio. Pero eso no impidió que los locales apenas dejasen al Depor acercarse a la meta cántabra, que no fue inquietada hasta el minuto 38, cuando Sergio botó una falta de Moratón y Toño detuvo.

Hasta entonces el Racing pasó de salir con cierto respeto, a tener entidad propia. La primera parte resultó bastante equilibrada y paulatinamente se decantó, por ligera ventaja, del lado racinguista. Ocurrió, lamentablemente, que faltaba lo más deseado, el gol. Y es que la mejoría general que se observaba se topaba con uno de los contrarios más complicados de batir que hay en estos momentos.

La salida de la segunda parte fue más agresiva por el bando local. Al minuto de juego Lacen chutó con fuerza desde el exterior del área y Aranzubía detuvo en dos fases. Subía el ritmo racinguista, especialmente por la banda izquierda. Daba la impresión de que sí. De que la solidez deportivista se iba a acabar. A los 12 minutos un remate de Geijo invitaba a la esperanza. La intensidad y el mando eran verdiblancos, si bien la resistencia blanquiazul no terminaba de abatirse. Dos pegadas coruñesas bastaron. Una doble en el 18, con parada inicial de Toño y salvación de Torrejón bajo los palos. Y otra en el 22, dejaron al Racing cerca del K.O. Fue en un saque de esquina y Lopo aprovechó la segunda jugada para, más listo que nadie, marcó casi bajo el travesaño. Era el 0-1 y el golpe casi definitivo a las aspiraciones verdiblancas.

De nada sirvió la voluntad de los jugadores, ni siquiera la excelente jugada por la parte derecha que acabó con Colsa metiéndose entre líneas y rematando al poste, en el minuto 82; tampoco logró el objetivo el otro tiro del ramaliego detenido por Aranzubía y más de una llegada por las bandas. Fue inútil.

Y es que esta vez no sirvió ni la mejoría general observada en la formación. La derrota  no fue un desenlace que se mereció, pero se produjo. “Soy positivo. He visto buenas sensaciones en el equipo. Han salido cosas que hemos trabajado y seguirán saliendo más. Lógicamente nos queda mucho por hacer, mucho trabajo, pero confío plenamente en que vamos a ir hacia arriba”, señalaba Miguel Ángel Portugal en la rueda de prensa tras el partido.

El técnico verdiblanco, insistía en que “me quedo con los valores positivos, porque hemos demostrado que podemos hacerlo mejor. Claro que la cosa no es para tirar cohetes, pero vamos a trabajar mucho, porque tengo plena confianza en que seremos capaces de salir de la actual situación”. Esta era la confianza que esbozaba Miguel Ángel Portugal tan pronto como acabó el encuentro. Reconoció que hubo demasiado toma y daca, algunos desajustes, pero también detalles positivos que permiten entrever una luz de esperanza. “Siguiendo así nos van a salir las cosas. Los jugadores están tristes, pero tienen la confianza en que mejoremos y alcancemos resultados positivos”.

FICHA TÉCNICA

 Racing: Toño, Morris, Moratón, Marc Torrejón, Christian Fernández, Colsa, Lacen, Munitis (Luis García m. 46), Serrano (Sergio Canales m. 68), Geijo (Xisco m. 75) y Tchité.

Deportivo de La Coruña: Aranzubía, Manuel Pablo, Colotto, Lopo, Filipe, Antonio Tomás, Sergio, Juan Rodríguez, Mista (Pablo Álvarez m. 63), Lassad (Guardado m. 38) y Riki (Adrián m. 87).

Árbitro:Turienzo Álvarez, Comité Castellano Leonés. Amonestó a los racinguistas Geijo m. 27 y Christian Fernández m. 74, así como a los deportivistas Antonio Tomás 3, Juan Rodríguez 31 y Sergio 62.

 Gol: 0-1. Lopo en el minuto 76. Saque de un corner y aprovecha un rechace casi bajo palos.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Deportes