El turismo accesible y la atención al cliente con discapacidad, a debate en Santander

El turismo accesible y la atención al cliente con discapacidad, a debate en SantanderEl concejal de Autonomía Personal del Ayuntamiento de Santander, Roberto del Pozo, ha inaugurado hoy el Curso “Turismo accesible y atención al cliente con discapacidad u otras necesidades diversas”, organizado por la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (PREDIF) en el Palacio de la Magdalena.

Del Pozo agradeció a PREDIF la elección de Santander como una de las ocho sedes en España de los cursos celebrados en el marco del convenio de colaboración con la Fundación Vodafone España y el Real Patronato sobre Discapacidad con el objetivo de contribuir a la normalización del ocio y el turismo para las personas con discapacidad, a través de la formación.

En este sentido, animó a los participantes, estudiantes de turismo y de otras carreras relacionadas y profesionales del sector turístico de las administraciones públicas, en su mayoría, a aprovechar su presencia en este foro para perfeccionar la atención a las personas con discapacidad en los establecimientos turísticos.

Santander participará en una mesa redonda sobre buenas prácticas de turismo accesible en España, en la que expondremos algunas de las principales líneas de actuación que estamos llevando a cabo con el objetivo de conseguir la accesibilidad universal en el municipio, contribuyendo así a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, tanto de vecinos como de turistas”, subrayó el edil.

Del Pozo recordó que Santander es un referente nacional e internacional en materia de accesibilidad, gracias no sólo a la puesta en marcha del I Plan municipal para la promoción y atención a las personas con discapacidad, sino a la implantación de iniciativas pioneras como el Programa de Observadores Urbanos, que realiza una mejora constante de la ciudad, a través de la implicación de los propios ciudadanos.

Asimismo se refirió al proyecto de señalética en los edificios municipales, que facilita la movilidad de las personas con discapacidad o la adaptación de toda la flota de autobuses urbanos, que hace posible recorrer la ciudad en vehículos con rampas de acceso para personas con movilidad reducida.

El responsable de Autonomía Personal incidió en el carácter práctico del curso en el que se tratará de definir qué es el turismo accesible, analizar el impacto de los hábitos turísticos de las personas con discapacidad en el sector o de abordar la atención al cliente con discapacidad y con necesidades diversas.

El estudio de la legislación básica de accesibilidad y turismo accesible de obligado cumplimiento, la mejorar la accesibilidad de los recursos turísticos o la organización de actividades turísticas accesibles serán otras de las cuestiones que se abordarán en las jornadas”, subrayó el edil.