Las ventas en el comercio minorista cántabro experimentan el primer repunte desde el inicio de la crisis

  • UTAC pide prudencia a la hora de valorar los datos, porque la mejoría no se ha traducido todavía en creación de empleo

Santander, 29 de octubre de 2013.- Los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el Índice de Comercio al por Menor (ICM), han dado un respiro a los trabajadores autónomos que regentan los comercios minoristas, también denominados unilocalizados, así como a las pequeñas cadenas comerciales que agrupan en la mayoría de los casos a comerciantes autónomos independientes. Las ventas en el comercio minorista cántabro han experimentado el primer repunte desde el inicio de la crisis, “por lo que nos atrevemos a decir que en 2014 se puede dar un ligero incremento de la demanda interna si se mantiene este crecimiento durante el otoño”, asegura el coordinador general de Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria UTAC-UPTA, Eduardo Abad Sabarís.

Los datos de septiembre han cambiado la tendencia, frente a una caída constante en las ventas desde 2008, septiembre ha registrado un aumento del 2’7 con respecto al mismo mes del año pasado, seis décimas más que la media nacional, que ha registrado una variación anual del 2’2. “También es significativo que los comercios que más incrementan sus ventas son los más pequeños, los que están regentados por trabajadores autónomos”, explica Abad Sabarís.

Sin embargo los datos del empleo siguen siendo muy negativos. Los formatos comerciales que tiene un mayor volumen de ventas no traducen estas en empleo y, como viene destacando UPTA durante todo el año, son precisamente los comercios más pequeños, autónomos y familiares, los que mantienen con más eficacia el empleo. La reducción de empleo en el comercio cántabro ha sido de un 1’8%, igual a la media nacional.