El Valencia se lleva los tres puntos jugando con diez medio partido

screenshot773El Racing, tras una buena primera parte, facilita la victoria che al diluirse en la segunda y fallar Serrano un penalti en el descuento

 

El Racing es un equipo modesto, con una plantilla corta y joven y con un entrenador sin experiencia en Primera. Y cuando a esa plantilla se le restan efectivos, sólo cabe el sacrificio y el esfuerzo para contrarrestar la pérdida de calidad. Y en la primera parte el Racing tiró de oficio para plantear un partido muy serio al Valencia, incomodando la salida de balón, anticipándose los centrales continuamente en los cortes de balón, cerrando bien las bandas, controlando el juego en el centro del campo y generando jugadas próximas a la portería del veterano César.
Serrano y Pereira al filo del primer cuarto de hora avisaban del peligro del Racing, Valera en el 18 se sumaba a los intentos y a Pereira en el 19 se le volvió a apagar la luz en el momento decisivo de plantarse sólo ante el meta valencianista. Cristian en el 21 remataba un balón de cabeza dentro del área al que el pequeño jugador gallego no llegó en buena disposición por centímetros. El Racing acumulaba ocasiones con una galopada de Serrano que estrella finalmente el balón contra César, los mismos protagonistas con igual resultado dos minutos después y Moral solo en el área se harta de balón enviándolo al marcador.
El Valencia no lanzó un solo balón entre los tres palos en toda esta primera parte, sólo un lanzamiento altísimo de Fernández merece comentario en un mar de dominio cántabro con Serrano, Moral y Pereira hiperactivos, Lacen y Luccin repartiendo juego y cortando la salida de balón del Valencia, Cristian aportando ayuda en banda a Serrano y Valera intentándolo con menos suerte por la derecha.
Todo pintaba bien para el Racing en la reanudación, sobre todo cuando el árbitro expulsa en el primer minuto de juego a Alexis. El público del Sardinero se frotaba las manos, parecía que sólo con repetir el juego de la primera parte los tres puntos se quedarían en Santander… y ahí se acabó el partido para el Racing. Emery reajusta el equipo y el Valencia da una lección de juego en la segunda parte jugando en inferioridad digna de ser estudiada en la escuela de entrenadores. Lo que es digno de estudio es la desaparición del Racing: la defensa (sobre todo tras la lesión de Oriol) empieza a hacer aguas por todas partes y Cristian en el lateral izquierdo, encargado de tapar las entradas de un cada vez más entonado Pablo Hernández, acusaba la inactividad en esta temporada y una indecisión suya casi cuesta el gol en el minuto quince. La defensa se licuaba por momentos, el bajón físico era evidente, el centro del campo desaparecía y Muñiz colocaba a Pereira hasta en tres posiciones diferentes en la segunda parte, los cambios no aportaban nada nuevo y la grada se temía lo peor viendo al Valencia combinar al primer toque, anticiparse a los centrocampistas verdiblancos constantemente y defenderse sin fisuras de las escasas internadas de los racinguistas, aunque Berrocal desaprovechó una gran asistencia de Pereira en el 28.
Los peores presagios se cumplían en el 32, jugada al primer toque de los valencianistas ante el repliegue lento de los cántabros que Mata convierte en el gol que daría los tres puntos al Valencia.
Pereira lo intentó en el 34 tras asistencia de Serrano pero mandó el balón a la Segunda Playa del Sardinero, igual que Pinillos en el último minuto. Pero aún quedaba tiempo para que Pereira provocase una falta clara dentro del área que el árbitro Rodríguez Santiago no dudó en señalar como pena máxima ante la alegría de los aficionados que a esas alturas no habían abandonado la grada para ir a ver al Barcelona. Garay no movió un músculo para acercarse al balón y Serrano se encargó de lanzar incumpliendo el único mandamiento obligatorio para marcar gol: meter el balón entre los tres palos. Con César vencido en el suelo, la pelota golpeó el travesaño de la portería norte dejando al Racing sin el consuelo de salvar un punto, a la afición desconsolada tomándola con Muñiz y a muchos recordando a Helenio Herrera con aquello de jugar mejor con diez que con once.
Y lo peor de todo, la imagen ofrecida en la segunda mitad por un equipo que no supo a que debía jugar, con demasiados jugadores jugando fuera de su posición natural, con un desmoronamiento físico preocupante, con una dirección técnica que empieza a ser cuestionada y con el descenso a cuatro puntos teniendo que jugar la próxima semana a cara de perro en el campo de un Sporting igual de necesitado que el Racing con treinta y tres puntos. A rezar por la pronta recuperación de los lesionados… que buena falta nos hace.

{xtypo_info}Racing 0: Toño; Pinillos, Oriol (Colsa, min 67), Garay, Cristian (Luisma, min 80); Valera (Berrocal, min 56), Luccin, Lacen, Serrano; Toni Moral y Pereira. Valencia 1: César; Albiol, Maduro, Alexis, Moretti; Fernandes; Pablo Hernández, Baraja, Edu (Albelda, min 46), Vicente (Mata, min 72); y Morientes (Michel, min 60). Árbitro: Rodríguez Santiago. Mostró tarjetas amarillas a Serrano, Toni Moral, Garay y Oriol por el Racing y a Baraja, César y Alexis (2), expulsado en el minuto 47, por el Valencia.{/xtypo_info}

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia