Estafadores contra narcotraficantes

Un grupo timadores estafan 500.000 euros a una organización de “narcos”  con el pretexto de blanquear una importante suma

 

 Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido a 11 personas entre narcotraficantes e integrantes de un grupo de estafadores especializados en el procedimiento del Rip Deal. Durante las investigaciones sobre la red de “narcos”, los agentes averiguaron que los responsables del grupo, naturales de Colombia, mantenían contactos con individuos supuestamente italianos que les propusieron intercambiar importantes sumas de dinero con el pretexto de blanquear capitales. Estos últimos resultaron ser un grupo de delincuentes especializados en la estafa conocida como Rip Deal o “Negocio Podrido” que lograron estafar 500.000 euros de curso legal a los traficantes a cambio de 800.000 en billetes falsos de 500 euros. Los estafadores utilizaron un escritorio “trucado”, en el que se escondía uno de ellos, para sustituir los billetes de curso legal que les iban mostrando por otros falsos.

Reunión en Madrid para intercambiar dinero

Los investigadores averiguaron el lugar en el que se iba a realizar el intercambio de billetes y se estableció un dispositivo de vigilancia sobre sus miembros durante la reunión de ambos grupos de delincuentes.

El lugar elegido para dicho encuentro fue un hotel de una calle principal de Madrid. Aquí los “narcos” pudieron comprobar que el dinero que les ofrecían los serbo-croatas era de curso legal. Al menos eso creyeron, ya que los timadores emplearon un escritorio “trucado”, que anteriormente habían introducido en el hotel, en el que se escondía uno de los miembros del grupo. Éste sustituía los billetes de curso legal que iban mostrando a los “narcos” por otros falsos sin que estos se percatasen de la maniobra.

Desde el hotel, y una vez que las víctimas estaban convencidas de la validez de los 800.000 euros ofrecidos por los estafadores, se desplazaron hasta la localidad de Alcalá de Henares. Allí verificaron que los 500.000 euros del grupo de narcotraficantes eran de curso legal, y acordaron por tanto el intercambio de ambas cantidades.

Consumado el engaño, los agentes finalmente procedieron a la detención de los 11 implicados y a la intervención de los 500.000 euros entregados por los colombianos y los 800.000 euros falsos.

La estafa del Rip Deal

En esta estafa, los timadores se presentan usualmente como un grupo financiero extranjero interesado en invertir en España cambiando divisas extranjeras o bien ofertan un cambio de billetes de 500 euros, argumentando que es dinero negro y que les cuesta blanquearlo, por otros de menor valor facial (que proporcionarán las víctimas, que además obtendrán un 20 por ciento de comisión por la gestión).

Una vez que las víctimas acceden a lo solicitado, se les entrega el dinero en fajos donde el primer y último billete son auténticos, siendo el resto copias sin ningún tipo de valor. Para que sea más difícil examinar exhaustivamente el dinero y poder verificar su valía, la entrega, bien se realiza en lugares públicos envueltos en plásticos, o bien se precintan rápidamente por los estafadores en presencia de las víctimas y antes de que estas puedan verificarlo con claridad.

Modus operandi

Existe una variante de este Rip Deal más sofisticada, la utilizada por los estafadores ahora detenidos. Consiste en la utilización de un mueble escritorio que introducen en la sala o habitación reservada al que ponen encima un tapete para aparentar que es parte del mobiliario.

El escritorio tiene unos cajones muy profundos con un agujero al fondo al que accede otro de los autores que previamente se ha escondido en el interior del mueble. Según va contando el dinero el estafador introduce los fajos en presencia de la víctima en otro cajón. El cómplice escondido bajo el mueble va cambiando cada paquete por otros fajos con sólo dos billetes auténticos, el primero y el último.

Una vez han terminado de contar todo el dinero, el estafador saca todos los fajos del cajón -a los que ya el segundo autor les ha pegado el cambiazo- y los introduce en una bolsa o maleta que será la que se entregue a la víctima al tiempo que esta entrega los billetes auténticos.

Finalmente la persona que está escondida en el escritorio, cuando el resto se ha marchado, sale del interior del mueble, lo desmonta y lo baja junto con el dinero auténtico al garaje donde tiene estacionado el coche, marchándose rápidamente del lugar.

La operación ha sido desarrollada por agentes del GRECO de Palma de Mallorca perteneciente a la UDYCO de la Comisaría General de Policía Judicial, el Grupo de Atracos de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial y el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Opertiva (UCO) de la Guardia Civil con sede en Illes Balears.