Expertos cuestionan la importancia del ranking Alexa

Expertos en posicionamiento en buscadores y en marketing en Internet aseguran, a través de diversos análisis, que los datos ofrecidos a través del ranking gratuito difundido por Alexa podrían ‘no ser fiables’, e insisten en que esa clasificación ‘no es importante’. Argumentan que tener ranking de Alexa alto o bajo no ayuda nada a un sitio web, ‘a menos que quiera utilizarlo para impresionar a las personas que se dejan impresionar por este tipo de cosas’, apuntan desde ForumDR http://www.forumdr.com/how-important-is-a-good-alexa-ranking/77/.
Valoran que tampoco sería una herramienta muy precisa para conocer las visitas reales de una página web.
También, otras fuentes apuntan que Alexa fundamenta sus mediciones en una barra de herramientas que se puede instalar en un navegador web, con los que Alexa recoge datos sobre los sitios que visitan los usuarios de la barra de herramientas. Pero, a pesar de que unos pocos millones de personas pueden esa barra instalada, los que tienen la barra instalada son más propensos a ser conocedores de la tecnología y es más probable que sean los propios webmasters interesados ​​en su ranking de Alexa. Esto significa que los sitios que estas personas tienden a visitar son más propensos a tener un alto ranking de Alexa.
Además, afirman que la mejor manera de mejorar un ranking de Alexa es instalar la barra de herramientas, y sólo hay que visitar su propio sitio web un par de veces al día (y aún mejor si usted puede conseguir que un amigo haga lo mismo) y luego ver la gran mejora en el ranking Alexa del sitio.
Otras fuentes aconsejan, como en TechJaws http://www.techjaws.com/why-alexa-ranking-is-useless/ que es mejor considerar herramientas como Google Analytics u otros sistemas de medición para conseguir una valoración más precisa de los rankings de una determinada página web.
En general, la mayoría de expertos conceden poco valor a la herramienta Alexa, ya que sus mediciones se fundamentan en la instalación de una barra en el navegador, que generalmente no tienen instalada una gran mayoría de usuarios de Internet, que quedarían fuera de estas mediciones.