Huelga general: ¿voluntaria o por «invitación»?

Por Manuel Haro Alcalde

Manuel Haro Alcalde

{xtypo_dropcap}U{/xtypo_dropcap}GT y CC.OO., han convocado huelga general para el día 29, tal y como estaba previsto. Y con el apoyo del PSOE, por si quedaba alguna duda (habría que estar ciegos), por lo que el pasado domingo día 11, hubo «ensayo» general en distintos escenarios y, como siempre, con resultados dispares en cuanto a participación dependiendo de quién aportara datos.

Hay una cosa clara, muy clara. Y es que el día 30, las cosas van a estar un poco peor. Me explico: mejor, no, porque no existen «milagros» sindicales.
Un poco peor, sí, porque se habrá perdido una jornada completa, con lo que ello supone. ¿O es que quienes convocan no hacen cálculos?. ¿O es que los que pierden un día de salario lo van a recuperar de las cuotas que pagan a su central sindical correspondiente que, por cierto, así debería ser?
Siendo Zapatero presidente, le hicieron una «huelguita» tras una reforma laboral «sui géneris», por lo que estaba cantado que la próxima no iba a tardar. Corría prisa, a pesar del corto espacio de tiempo que lleva el nuevo Gobierno en el poder, pero ya se sabía de antemano. El propio Rajoy contaba con ella.
Pero sería conveniente poner las ideas en orden y analizar fríamente lo que puede ocurrir, a la vista de los citados «ensayos». No hay demasiado convencimiento en el personal. No sé si por miedo o por cautela o… vaya usted a saber. El caso es que, en «petit comité», se oyen cosas muy distintas a las manifestadas en público.
Entre los pequeños comerciantes, por ejemplo, existe el temor fundado de experiencias anteriores, es decir, perjuicios añadidos a los propios de un día de cierre, como pueden ser persianas ó escaparates destrozados, en el caso de negarse a secundar «órdenes externas», como los temidos piquetes («…grupo de personas que, pacífica o violentamente, intenta imponer o mantener una consigna de huelga», según la RAE), por lo que se plantea una cuestión lógica: ¿será una huelga voluntaria ó «por invitación» -de los piquetes, claro-?, porque la cosa tiene distinta interpretación.
Pero una cosa está clara. La «foto fija», no cambiará. Irá en contra del Gobierno, con las mismas pancartas, las mismas consignas y las mismas banderas de la II República, despreciando la bandera constitucional de España (país en el que vivimos, por cierto), en contradicción a las críticas cuando aparecía el águila.
Vamos a esperar acontecimientos, pero de antemano existe el convencimiento que lo que menos necesitamos ahora mismo es una huelga general. Salvo que a partir del día 30, podamos decir: «¡Hombre, cuanto hemos mejorado!». Cosa que dudamos. Y, ¿a que ustedes también?

 

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia