• 23 de junio de 2024

Explicaciones, dimisiones y condenas

Síguenos en GOOGLE NEWS

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}xplicaciones, dimisiones y condenas: eso es lo que necesitamos los españoles para que haya un verdadero saneamiento de conductas, para que termine de una vez la impunidad con la que actúan las castas de la Política, la Justicia y la Banca.
No es suficiente que el ínclito Carlos Dívar, forzado por la presión, haya tenido que aceptar la convocatoria de un pleno extraordinario del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sino que también debe aceptar que su actitud está ampliamente rechazada por la población española en estos tiempos de terrible crisis.
Dívar debe dimitir mañana mismo, pero al igual que él muchos otros, con actitudes indignas y corruptas, que inundan la casta política, judicial y financiera. Si para efectuar una limpieza en los estratos sociales más privilegiados (políticos, banqueros y jueces) es necesario que desaparezcan la mitad o más de estos cargos, que así sea. Los corruptos no son trabajadores esenciales, no son trabajadores productivos: son parásitos sociales.
España no se puede permitir más tiempo el lujo de tener una corrupción socialmente asumida y aceptada. Todas las personas que ejerzan sus cargos con indignidad, deben dimitir, deben explicar sus actos, y, en los casos más graves, deben ser condenados por sus corruptelas.
.