Guerra al tabaco: El Gobierno Regional presenta su segundo plan de lucha contra el vicio de los fumadores

screenshot876En la región hay cerca de 7.500 fumadores menos, aunque diariamente siguen muriendo dos personas por causas relacionadas directamente con el tabaquismo

El Plan presentado por Truan tiene como objetivo frenar el consumo de tabaco en la juventud y proteger a la población de los peligros del aire contaminado por humo de tabaco

El consejero de Sanidad, Luis María Truan, acompañado por el director general de Salud Pública, Santiago Rodríguez, ha presentado esta mañana el II Plan de Prevención y Control del Tabaquismo, dirigido a continuar el camino iniciado con el primer Plan, implantar medidas para frenar el consumo de tabaco en la juventud, reducir la prevalencia de personas fumadoras y proteger a la población de los peligros del aire contaminado por humo de tabaco.

Truan ha explicado que este II Plan se desarrollará hasta 2011, a través de 7 líneas prioritarias de actuación: en primer lugar, la mejora del cumplimiento de la Ley 28/2005, logrando su reforma y que se prohíba fumar en todos los centros de trabajo. Entre otras actuaciones, se pretende organizar una jornada estatal sobre inspección de esta Ley, dirigida a conseguir un mayor consenso entre las Comunidades Autónomas.

En segundo lugar, tratar de concienciar a la sociedad sobre el problema del tabaquismo, informando sobre los peligros reales del consumo y de la exposición al aire contaminado por humo de tabaco. Con el fin de dar mayor protagonismo a las asociaciones ciudadanas, científicas y sanitarias, y a los medios de comunicación, está previsto crear un premio de reconocimiento de aquellas personas o entidades que se distingan por su trabajo de prevención y control del tabaquismo en Cantabria.

También está previsto fomentar los espacios 100% libres de humo y organizar la II Jornada de Tabaquismo Pasivo o Involuntario; además se pretende impulsar la deshabituación tabáquica, atendiendo particularmente a la perspectiva de género, las desigualdades sociales y la protección de la salud de los menores. En consecuencia, se realizará un abordaje específico a las mujeres, menores, profesionales de hostelería, personas con patologías psiquiátricas y colectivas en riesgo de exclusión social.

Se tendrá en cuenta además la formación continuada de los profesionales, promoviendo la inclusión del tabaquismo dentro de la licenciatura de Medicina y de la diplomatura de Enfermería en la Universidad de Cantabria (UC).

Se intentará la pevención del consumo de tabaco en niños y jóvenes, desarrollando programas ya existentes como Clase sin humo, En familia, Órdago y el Cine en la Enseñanza. En este apartado se prestará especial atención al desarrollo de campañas de sensibilización de ocio nocturno sin tabaco dirigidas a los jóvenes y promoviendo la participación de asociaciones juveniles.

Y por último, se potenciará la investigación, estando previsto realizar una encuesta de opinión sobre conocimientos y actitudes de la población de Cantabria en materia de tabaquismo.

Además de técnicos de la Consejería de Sanidad, la elaboración de este II Plan de Prevención y control del Tabaquismo ha contado con la participación de los miembros del Consejo Asesor sobre Drogas, órgano que engloba a representantes de la Administración, colegios profesionales, ONGs, y organizaciones sindicales, empresariales, vecinales y de consumidores.

7.500 fumadores menos

El consejero de Sanidad ha destacado que en Cantabria hay cerca de 7.500 fumadores menos y que, si excluimos el ámbito de la hostelería, se ha reducido aproximadamente un 80% la exposición al humo de tabaco en lugares públicos y centros de trabajo.

Sin embargo, ha subrayado que la prevalencia del tabaquismo disminuye más lentamente de lo esperado, muriendo diariamente en Cantabria dos personas por causas directamente relacionadas con el tabaquismo, mientras que un importante número ven reducida su calidad de vida.

De acuerdo con la memoria de actividad del Plan de Prevención y Control del Tabaquismo (2004-2007), a finales de 2007 se habían derivado 503 personas a la Unidad de Deshabituación Tabáquica, unos 700 docentes habían desarrollado programas de prevención del tabaquismo en la escuela, cerca de 4.500 padres habían participado en alguno de los programas incluidos en el Plan, y más de 3.000 personas habían participado en las diferentes actividades de formación organizadas por la Consejería de Sanidad.

Según la encuesta domiciliaria de 2007, en Cantabria fuma diariamente un 34,9% de la población entre 15-64 años. El consumo diario es mayor entre los hombres (37,7%) que entre las mujeres (33,2%). La tasa de personas ex fumadoras se situó en un 34,2%. Además, el 98,1% de la población cántabra considera que fumar un paquete de tabaco al día puede causar bastantes o muchos problemas. Este porcentaje en 2005 era de un 62,8%.

En el ámbito escolar, según la encuesta de 2006, la prevalencia del tabaquismo entre los jóvenes de 14-18 años es del 17,1%, mientras que en 2004 era de un 29,6%. El consumo diario es mayor en chicas (19,4%) que en chicos (15%), y el 46% de los encuestados afirmó vivir o compartir su casa con personas fumadoras. La edad media de inicio en el tabaquismo se situó en 13,3 años, mientras que la edad media de inicio de consumo diario fue de 14,2 años.

En 2006, el tabaco fue la causa del 16,3% (850 personas) de los fallecimientos registrados en mayores de 35 años, que ascendieron a 5.205. De hecho, en 2006 el 6% del total de muertes de mujeres y el 21% de muertes de hombres se debieron al consumo de tabaco, falleciendo diariamente dos personas en Cantabria por causa del tabaquismo.

Por primera vez, en 2006, la primera causa de muerte aislada en las mujeres fue el cáncer de tráquea, bronquios y pulmón, situación que también se mantiene entre los hombres.

En cuanto a las inspecciones realizadas, hasta diciembre de 2008 se habían realizado 1.430 actuaciones, cursándose 186 denuncias. Los motivos de denuncia más frecuentes han sido permitir fumar en establecimientos en los que existe prohibición total o hacerlo fuera de las zonas habilitadas, ausencia de carteles adecuados o carteles incorrectos, presencia de máquinas expendedoras en lugares prohibidos, y disponer de zonas habilitadas para fumar que no reúnen los requisitos.

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia